Páginas vistas en total

sábado, 22 de septiembre de 2012

LOS ALCALAINOS SIGUEN DISFRUTANDO EN LA FERIA


Los alcalaínos son fieles a la real feria en honor a San Mateo y les gusta disfrutar y divertirse en las 23 casetas que se han instalado en el recinto ferial.  En la noche de feria acuden miles de personas, a pesar de la crisis, los vecinos y visitantes, la dejan para después de septiembre.
El ferial está vivo como la vida misma. Hay montones de personas y personajes en el mismo. Este año parece que ha llegado una tribu de senegaleses, mujeres y hombres altos, bien presentados, guapos y con un montón de baratijas en todo su cuerpo. Venden pulseras, anillos, esculturas de madera, abanicos, rosas rojas, llaveros y se entienden en español.
La caseta municipal aparece animada todo el día, sobre todo a partir de las 12:00 horas, ayer el grupo rociero Aureola actuó a las 14:00 horas y muchos alcalaínos llenaron las casetas para comer al mediodía: los pinchitos, morcilla, jamón, queso, arroz, secretaria y otras tapas y alimentos bajaron el apetito.
Las tiendas de turrón siguen ahí, el hombre que frie patatillas sigue haciéndolo, los cartuchos crujientes y salados de patatas se venden como siempre.
La caseta de la aldea de Ribera Alta es una de las mejores decoradas, este año tiene una serie de abanicos, formados por canutos de papel higiénico que pocos se dan cuenta de lo que está hecho.
El PSOE sigue dando un sitio de diversión a sus militantes y ellos mismos hacen turnos para acoger a sus clientes.
El vino de Cariñena, con barqullos también está presente, cientos de personas lo beben, paladean y lo disfrutan.
Hay una decena o más de atracciones: tiovivo, autos de choque, el broyer es lo más codiciado, pero los más pequeños tienen miedo de subirse solos.
Los jóvenes siguen con sus casetas habituales, el club de Hockey  les sigue ofreciendo diversión, copas y baile hasta la madrugada.
Siguen viniendo gentes de otros lugares a buscarse la vida, ofrecen flores, lotería, almendras tostadas o garrapiñadas.
Las cofradías, también, están en la feria, como la de las Angustias con muchos jóvenes bailando y cantando, sobre todo de madrugada. El Chiringuito de Mures sigue sirviendo sus largos y gruesos chorizos, tapas d e lomo, bocadillos y la caseta del club de la Fuente del Rey sigue seleccionando a sus socios, con orquestas y menú a buenos precios.
Y hay churros o tejeringos como se decía antes, y chocolate para irse a dormir.
Y la feria sigue abierta y ofertando alegría, hasta el próximo día 24, el lunes, que cerrará sus puertas y habrá que esperar un año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario