Páginas vistas en total

viernes, 16 de febrero de 2018

LA SOLECTUD

Yo me elevo en mí mismo, siento como nadie, corro, me emociono, vivo, ando, bailo, pienso, siento el dolor, la tristeza, el frío; elevo mis brazos hacia el infinito y me puedo encontrar en cualquier situación que quiera soñar.
Mi mente despierta o en sueños es potente y capaz de llevarme a una inmensidad de situaciones que son reales, vividas o en vías de vivirlas.
Escribo, leo, trabajo, salgo, entro, busco soluciones aunque sean equivocadas: pienso que todo el mundo puede salvarse por sí mismo o incluso perderse.
Se crea en soledad, se piensa en soledad, se es auténtico en soledad y nadie perturba tu pensamiento.
Se alcanza el éxtasis por sí solo. Se sufre solo, en lo más íntimo de tu ser, se siente el dolor, pero incluso lo puedo transformar.
Escribo esto solo, escuchando a Dulce Pontes y me muevo, bailo, escribo y canto. Incluso mi mano izquierda tiembla y es capaz de mover un trompo en mi mesa y limpiar el televisor.
Puede ser que esto lo haga en pocos momentos, que estos momentos sean únicos, pero en ese pequeño espacio de tiempo, creo que soy yo y solo yo.

martes, 13 de febrero de 2018

EL RESIDENCIAL BALNEARIO DE FRAILES VA VIENTO EN POPA

El futuro del Residencial Balneario de Frailes dio un paso importante en la noche del pasado 12 de febrero, en la presentación del Consejo Rector de la Cooperativa que gestionará la futura residencia y los diversos aspectos del funcionamiento de la misma, desde que se constituyó hace unos días.
Había una gran expectación no solo en el municipio de Frailes sino en pueblos de alrededor para ver cómo iba a funcionar este proyecto y la reunión no defraudó a nadie, porque la Casa de la Cultura ‘Michael Jacobs’ se llenó de gente que estaba ansiosa por saber aspectos importantes de este proyecto y las numerosas preguntas que se plantearon fueron contestadas tanto por el Consejo Rector de la Cooperativa como por Hábitat Colaborativo que es la encargada de llevar la Secretaria de este proyecto.
A partir de las 19:30 horas se fue iniciando la sesión informativa y se presentó el Consejo Rector que está formado por Custodio López como presidente; Antonia Romero Chica es la vicepresidenta; José Luis Garrido Mudarra el tesorero; Hábitat Colaborativo ejerce la labor de Secretaría y los vocales: Custodio Campos Sánchez, Domingo Cano Ruano, Manuel Cano Valdivia, Dominica Moya Atienza y Mercedes García Castillo, además, se nombró un asesor en la persona de José Antonio Romero Garrido.
Custodio López, como presidente, se dirigió a los presentes, manifestando que nunca había sido presidente de nada, añadió que se había formado un equipo con honestidad, y habló del proyecto como un modelo totalmente nuevo en España, y añadió que ‘les pido unión al equipo y a los socios y el dinero está a buen recaudo y a los que no sean socios que no pongan impedimentos’. Felicitó a las dos Corporaciones Municipales fraileras que se han implicado con el proyecto porque las dos (una socialista y otra popular) habían sumado para sacar el proyecto adelante’. Además, incidió en que ‘soy muy optimista, el proyecto es factible e ilusionante, sobre todo nuestra bandera es la honestidad y la intención es ayudar y necesitamos el esfuerzo para sacar el proyecto adelante’-
Despues, y durante la reunión se produjeron numerosas preguntas que se plantea la gente por las dudas que surgen en el funcionamiento de una entidad de este tipo. Entre ellas, la seguridad de saber que se va hacer con el dinero que aporta cada socio, 7.000 euros para ser socio y un aval de 17.000 euros para continuar las obras que faltan. Todas las preguntas fueron contestadas por el Consejo Rector y la Secretaría de Hábitat Colaborativo.
En la misma reunión, personas que habían allí para informarse, se levantaron para pedir la documentación y apuntarse al proyecto pagando la cantidad requerida, de tal manera que en pocos minutos el número de 40 socios que se requería para empezar las obras, fue superado y en la reunión había gente de toda la comarca que hacían cábalas para poder inscribirse en este proyecto que puede asegurar la vida de las personas mayores que se apunten al mismo.
En el fondo del asunto, la gente quiere asegurar el futuro en la edad madura, y debido a que hay una gran falta de plazas de residencia para mayores en toda la comarca, la residencia frailera es una alternativa importante que aliviará, en parte, esta deficiencia.
También, se formaron una serie de Comisiones de Trabajo para el funcionamiento del Residencial, como Comisión de Comunicación, Economía, Obras y Mantenimiento, Actividades, Sanidad, Balneario.
En definitiva, las conclusiones que se sacaron de la reunión es que el proyecto ha tomado una vía de solución, pues la gente se ha interesado por él, al mismo tiempo es muy viable. Además, lo importante del modelo es que los propios socios pueden decidir lo que quieren hacer. Así mismo, hay sitio para las personas dependientes y los socios decidirán quién se hará cargo de las obras finales que faltan para finalizar el proyecto.
En el día de hoy, continuaron las inscripciones como socios y haciendo el ingreso de pago en la entidad bancaria pertinente, de tal manera que el optimismo porque este proyecto se lleve a cabo, se ha desatado.
Así mismo, se acordó que, en igualdad de condiciones, los socios tengan preferencia cuando ofrezcan sus servicios a la cooperativa, de forma que, las compras e inversiones, repercutan en Frailes y la comarca, especialmente en los temas de construcción y en los suministros para las comidas y el balneario.
Entre otros puntos, se reconoció la labor del Ayuntamiento de Frailes en su apoyo a esta cooperativa. Como contrapartida, desde la cooperativa se pondrá especial atención en tratar que el empleo que se pueda generar, repercuta de manera directa en los fraileros y la comarca.
Ahora, se espera que el boca a boca haga su efecto y estas personas que se han hecho socios de esta cooperativa, realicen una labor de comunicación dando a conocer este proyecto que es importante para toda la comarca de la Sierra Sur, porque es necesario que haya plazas donde las personas mayores puedan tener un lugar de residencia digno y que los cuiden. Además, de que con dicho proyecto se da riqueza al municipio de Frailes y a toda la comarca porque se arraiga a la gente mayor en su tierra.
La iniciativa de llevar a cabo este proyecto de residencial para personas mayores en el municipio de Frailes, es un esfuerzo de los socios que se han inscrito para llevarlo a efecto y luchar porque el desarraigo de muchas personas que tienen que irse a buscar una residencia fuera de sus ‘fronteras’, y todo eso a pesar de que es una iniciativa privada. Es una forma de buscar solución a este problema de falta de plazas públicas y los ciudadanos, que pueden, idean fórmulas que resuelvan sus problemas esenciales de subsistencia y soledad y buscar una seguridad y un hábitat digno para poder pasar los últimos años de sus vidas. Esto es una realidad como la vida misma.

domingo, 4 de febrero de 2018

EL LOCO DE MI CALLE

Había un loco en mi calle al que oía dar voces cada día. La madre lo tenía encerrado en una habitación, con un pequeño corral y de allí no salía o no podía salir. Yo estaba inquieto y no encontraba el día para poder verlo. Algunas veces llegaba hasta allí un barbero y le cortaba el cabello, lo afeitaba y lo aseaba. Pensaba entre mí que si el hombre estaba loco, podía causarle cualquier daño al peluquero y que en un momento de duda podrían pelearse entre ellos, además lo afeitaba con una navaja barbera, bien afilada y el cuello de aquel loco corría peligro.
Aquel hombre seguía dando voces solitarias y necesitaba fumar y fumar aquellos cigarrillos sin filtro que llevaban el nombre de Peninsulares. Seguía haciéndome preguntas y no recibía respuestas adecuadas.
Un día estaba en aquella casa de aquel loco, sentado en la mesacamilla junto a su madre que siempre lo cuidaba; el loco se sentía en su habitación y yo miraba el cerrojo largo y ancho que cerraba aquella puerta, no entendía lo que decía y su madre me dijo que pedía tabaco; ella se levantaba de la silla y abría con sigilo la puerta y le alargaba un cigarro, yo aprovechaba para acercarme a la rendija de la puerta y trataba de ver el aspecto que el loco tenía, pero casi nunca vislumbraba su figura; unas veces solo lograba ver una parte de su cara, con barba cerrada, otras veces asomaba su pelo por aquella raja abierta; hasta que un día en una visita del barbero, lo pude ver entero, y era un hombre normal, un hombre que decían que estaba loco, un hombre encerrado en una habitación, que influía en mi vida diaria y no comprendía que estuviese allí, metido en una habitación y en lo mejor de su vida, incluso lo vi guapo.
Otro día, me senté junto a la madre del loco y de buenas a primeras le pregunté qué porqué tenía a su hijo encerrado en aquella habitación; la mujer no se sorprendió y me habló de que su hijo no se encontraba bien y que un día desapareció y tardaron un par de semanas en encontrarlo; y continuó diciendo que temía que le pasara alguna desgracia cuando se iba y se perdía y no sabía dónde estaba; por lo que le había preparado aquella habitación y aunque lo tenía allí encerrado, estaba seguro y no podía escaparse. Me siguió contando que lo único que temía, es que ella muriese y dejase a su hijo desamparado.
Al poco tiempo, me fui a vivir a otra calle y perdí el contacto con mi vecina, aunque seguí interesado en ambas personas; ella me había dado mucho calor y compañía en mi infancia y le tomé un gran cariño; un día mi madre me dijo que había muerto y su hijo, aquel loco que daba voces en la calle donde nací, se fue a vivir con una cuñada suya y cuando paseaba junto a la casa, lo veía en los días de sol, porque salía a un huerto a tomar el aire y a fumar cigarros, lo veía a lo lejos con el mismo aspecto que en aquella casa donde vivía con su madre.
En aquellos tiempos había muchos locos, como ahora, pero algunos estaban encerrados para poder controlarlos; otros estaban en libertad y vagaban por las calles, había uno que siempre tenía prisa y de repente se paraba y al que se encontraba en la calle, le comentaba algún párrafo de la Biblia, sobre todo los que anunciaban catástrofes y condenas a la Humanidad.
No sé si yo estoy loco, a veces pienso que sí; la locura es necesaria para seguir viviendo, es una ventana como otra cualquiera abierta al mundo.