Páginas vistas en total

viernes, 14 de septiembre de 2012

DIEZ BECARIOS DE ORO

La esperanza es lo último que se pierde y ayer diez becarios que han hechos sus prácticas en diversas dependencias municipales  dieron todad una lección de sentido común, trabajo y esperanza y también sus palabras fueron como un chorro de agua fresca en estos tiempos de crisis, malestar y recortes que estamos padeciendo.
Como un regalo inesperado fue su despedida de sus tres meses de trabajo en el Ayuntamiento alcalaíno y en pocos minutos expusieron el trabajo que habían realizado, las tareas que le habían encomendado y las diversas vicisitudes que habían disfrutado en este tiempo de trabajo y aprendizaje..
Son Maria Dolores Nieto Priego, estudiante de Periodismo; Saray Pérez Martín y Ana Belén Torres- estudiantes de Biología;  Rafaela Castillo Cano; estudiante de Ciencias Ambientales; Lorena Córdoba Pérez, estudiante de Relaciones Laborales;  Laura García Nieto, estudiante de Relaciones Laborales ;  María Mercedes Cano Cano, estudiante de Magisterio; Inés Arco Cervera, estudiante de Antropología-;  María del Carmen Daza Cervera, estudiante de Psicopedagogía y el único hombre, Custodio Valverde Pérez, estudiante de Arquitectura.
Todos expusieron, con una gran brillantez, que habían disfrutado mucho con lo realizado, habían aprendido cantidad de cosas y casos y que habían ayudado y servido a la sociedad alcalaína porque era su deber y su trabajo y porque es lo que espera la sociedad de ellos.
Dieron una lección de sentido común en el mayor templo de la democracia alcalaína, el salón de Plenos del Ayuntamiento, y sobre todo apoyaron el trabajo que realizan, cada día, los funcionarios públicos, aprendiendo de ellos, ellos aprendiendo de los becarios y todos en pro de que la sociedad alcalaína cada vez sea más solidaria, responsable y tenga esperanzas en el futuro que se avecina.
A pesar de que mucha gente habla de una juventud hundida en el botellón y sin perspectivas para el futuro. Los jóvenes becarios alcalaínos de esta promoción de 2012, dieron fe y razón para que la sociedad alcalaína confíe en ellos, porque están preparados, tienen ganas de trabajar y transmiten esperanza a raudales, porque las personas que había en el salón de plenos se emocionaron, se entusiasmaron y a alguna se le quebró la voz de alegría, sabiendo que el futuro de los jóvenes alcalaínos es halagüeño y cada vez tienen una mejor formación, que se convertirá en que el futuro de la juventud local está aseguradoporque cada vez hay más profesionales jóvenes que están comprometidos con la razón, la verdad y con la vida.
En la cara de la alcaldesa del municipio alcalaíno, se vio ayer la alegria y porqué no la tranquilidad y lo expresó diciendo que estaba contenta porque había y hay alcalaínos que tienen visión de futuro y se refería a estos diez becarios que ayer se despedian de su trabajo y que a la vista de los resultados lo habían hecho muy bien y con muchas ganas de seguir haciéndolo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario