Páginas vistas en total

domingo, 15 de julio de 2018

EL FRACASO

En esta sociedad el principal motivo del fracaso, en mi opinión, es no tener un empleo. El tener una profesión remunerada y cuanto mejor pagada es la prueba incontestable del éxito. Un gran ejército de personas y durante gran parte de su vida, se ha ido preparando para tener un empleo y si puede ser fijo, mejor. Estudian, casi, hasta los 30 años, se preparan; unos se hacen médicos, otros periodistas, mecánicos, panaderos, en fin toda la gama de trabajos que se suelen necesitar. Y cuando terminan de prepararse, de obtener sus correspondientes títulos, resulta que no hay trabajo para ellos y vuelta a empezar, prepararse, aún más, para enfrentarse a unas oposiciones que le den la vitola de un empleo bien remunerado. La gran mayoría de personas que se enfrentan a unas oposiciones, no las aprueban y siguen fracasando, porque la sociedad está montada así, además, han creado como una especie de culpabilidad para el que no encuentra empleo y esta persona, si pasa mucho tiempo sin encontrar trabajo, se transforma en un parásito, o algo así. El fracaso de esta sociedad, lo traslada a los individuos que no triunfan profesionalmente.
Ahora, que casi todo el mundo puede estudiar, el problema que ha surgido, desde hace tiempo, es que poca gente se puede colocar en lo que ha estudiado. Y una vez asimilado que no hay empleo para todos, se comienza a trabajar en lo que se pueda y con el sueldo que te den.
Hay miles de personas en esta situación y llevamos muchos años así, sin que esta situación se haya resuelto. Los gobiernos de muchos países no arreglan este problema, porque no les interesa, porque trabajo hay y mucho, lo que no hay, es reparto de riqueza.
En esta sociedad hay riqueza para que todo el mundo tenga, al menos, sus necesidades básicas cubiertas, pero gran parte de ella, la gastan o la gastamos en cosas que no necesitamos; fútbol, privilegios de las clases dominantes del Estado, precios abusivos en numerosos productos básicos, errores de los gobernantes, crean necesidades de productos que no son necesarios.
Para que todo esto tenga una solución, se necesita un cambio de mentalidad y esto necesita tiempo, así que las soluciones a corto plazo no se van a dar, harán falta muchos años para que pensemos lo que en realidad nos hace falta y cuando lo encontremos, habremos solucionado este fracaso.

sábado, 14 de julio de 2018

POESIA EN SOLEDAD

Y marchó de aquella casa
y vivía solo,
con su mesa, con sus sillas,
con pocas cosas.
Buscaba entre caminos
las luces al salir el día
y andaba por veredas
sin pensar donde iban.
Alguna vez reflexionó en silencio
pero las horas pasaban
contadas con parsimonia.
Le dio tiempo a escuchar los
latidos de su corazón,
los ruidos de la casa,
las sonrisas del recuerdo
la soledad de sus labios.
Le dio tiempo a escribir
con sus lápices de colores
a mirar fotos de antes
y escuchar viejas canciones.
A veces se acostaba tarde pero
siempre madrugaba y veía
un día tras otro, parecidos
o iguales.

sábado, 23 de junio de 2018

LA BRUJA ALCALAÍNA QUEMADA EN LA NOCHE DE SAN JUAN


La Bruja en el campanario muy entera ella.


La Bruja subió y bajó.


La Bruja cerca de la hoguera


La Bruja es una heteredoxa en estos tiempos.


La Bruja fue consumida por la hoguera, algo pasó que el aquelarre no se llevó a cabo y las fuerzas del bien se cargaron a esta bruja con sus zapatitos y su escoba,una bruja libre que era manipulada por dos alambres, uno que la subía y bajaba y otro que la alteraba.

CARRERA DE OBSTÁCULOS O LOS PASOS DE CEBRA ELEVADOS

Los gobernantes locales siguen siendo generosos en la instalación de pasos elevados o como los llama el alcalde de Alcalá la Real: pasos de cebra elevados. Allí, donde hay cualquier problema, ellos lo solucionan pronto, colocando un nuevo paso elevado o lo que es lo mismo, un accidente artificial más para los automovilistas. Se supone que las carreteras sirven para la circulación de los automóviles y no para crear una serie de hándicaps a los automovilistas. Pues bien, las carreteras de la comarca y en especial las alcalaínas se han convertido en una especie de carrera de obstáculos, donde hay que lidiar con numerosos de ellos porque cada vez son más abundantes. Y uno de los ejemplos más inverosímiles es la carretera de Alcalá la Real a Frailes y en especial a su paso por la aldea de Santa Ana. Es todo una ‘odisea’ ir de Alcalá a Frailes, los pasos elevados o trincheras se han multiplicado y cada vez es más difícil pasar por allí. En vez de solucionar un problema, lo que se ha hecho, es aumentar los problemas. Los automóviles cada vez renquean más, las suspensiones cada vez se deterioran más y esta solución de tanto impedimento para pasar por un lugar parece ser tomada por un elegido que ha sido iluminado por alguna divinidad.
Una carretera debería ser para que pasaran los automovilistas con sus coches, con sus semáforos, con sus señales de tráfico, con sus pasos normales de cebra y con sus policías para corregir las infracciones de las personas que no cumplan las normas. Algo falla en este sistema que han impuesto, y es la falta de policías para poner multas a los que infrinjan las normas automovilísticas; lo fácil es colocar pasos de cebra ‘trincheras’, lo difícil es multar a los automovilistas que no cumplen las reglas y se ha optado por lo más fácil y ahora ir a cualquier lugar de los alrededores de Alcalá se ha convertido en una especie de aventura que no se sabe cómo acabará. En fin, todo sea por la seguridad. Pero para parar a unos pocos que no cumplen las leyes, se castiga a todos los ciudadanos a tener unos problemas de tráfico eternos.

sábado, 16 de junio de 2018

EL FUTBOL

El fútbol es una locura
Un desahogo mental
Cristiano es un tipo con suerte
Egea con poca
Hierro es una persona familiar que dice cosas viscerales que no entiendo
El fútbol es una falacia colectiva
Es dinero
Es emoción
No es nada
Es la sublimación de las frustraciones nacionales
Sergio Ramos usa tatuajes y un lenguaje tatuado
Islandia es un equipo intenso
Argentina no funciona con Messi, o viceversa
Perú interviene en el Mundial, tras 36 años
La France c’est la France
Los jugadores defienden con ardor su orgullo patrio, es como una lucha entre naciones, con un lenguaje guerrero.
Los jugadores son los gladiadores modernos pero estos son ricos, famosos y respetados por el pueblo cuando lo hacen bien.
Lo ocurrido en la selección española es bochornoso, no dejad que dirija Lopetegui a la selección es algo inusitado, se ha hecho algo heroico de una chapuza.
El fútbol es algo inútil que se mete en el interior de nuestras vidas e incluso nos las condiciona, se ha hecho de él una cuestión nacional.


martes, 12 de junio de 2018

AMAPOLAS EN RIBERA ALTA


Al pasar por la aldea de Ribera Alta me sorprendió gratamente este campo lleno de amapolas con un rojo intenso, rodeado de tonos verdes y al fondo el cementerio. Un paisaje que cada vez que paso por allí, lo vuelvo a observar y da energía a mi cuerpo. Esta primavera es hermosa y el agua caída nos ha recompensado con gran amplitud los días de lluvia que permanecimos mirando desde la ventana el agua que caía.

sábado, 9 de junio de 2018

YO, YO, YO...


Yo tenía un amor desgraciado
Yo contaba con un amigo y se murió de repente
Yo escuchaba canciones antiguas en un pc moderno
Yo escribía con una pluma estilográfica y tenía borrones
Yo cometía errores de bulto
Yo bailaba solo y soñaba contigo
Yo salía a andar y volvía desolado
Yo leía párrafos de un libro que no tenía letras
Yo no esperaba nada
Yo me refugiaba en mis entretelas
Yo me caía, en sueños, por un agujero sin fondo
Yo tenía un auto, una cama, un agujero negro, un boligrafo, un río, una sonrisa, una enfermedad rara, una pensión, otro amor desgraciado, yo tenía muchos pájaros en la cabeza, desayunaba un plátano con agua...
Yo tenía un edredón, una mesilla de noche, un sillón, una dama de noche,unas zapatillas verdes y unas sandalias de tiras flexibles.
Yo tenía una visión del mundo y después otra y otra.
Yo tengo un trompo, un lápiz, una libreta y una gorra azul.
Yo tenía una bicicleta, una moto
Yo fuí a Roma, a París, a las Casillas de Mures, a la Fuente del Raso, a tu casa pero no estabas.
Yo tenía una memoria prodigiosa, ahora no te recuerdo.