Páginas vistas en total

sábado, 29 de marzo de 2014

DOS JOVENES ALCALDES PARA DOS GRANDES CIUDADES

Hoy está siendo un día bueno para Tarrasa y Alcalá la Real y no solo porque ambas ciudades cuentan con jóvenes alcaldes, sino porque ambos dijeron creer en el futuro y poder luchar en el presente para que los ciudadanos que gobiernan tengan una vida mejor.
Y hoy, de nuevo, ambos primeros ediles, Jordi Ballart i Pastor y Carlos Hinojosa redoblaron sus mejores lazos de unión entre ambos pueblos, con esta visita institucional y de cortesía, que se produjo sobre las 13:30 horas en el salón de plenos del Ayuntamiento alcalaíno.
Ambos alcaldes se mostraron alegres y satisfechos y en sus discursos no pararon de mirarse frente a frente a la cara, sonreir y asentir de lo que ambos dijeron, porque los dos reivindicaron la unión de Tarrasa y Alcalá la Real, debido al nexo de unión que supone que unos doscientos ochenta alcalaínos están presentes en Tarrasa y tienen una asociación y son ciudadanos ejemplares que juntos han contribuido a unir a estas dos ciudades.
Carlos Hinojosa en su alocución manifestó que la relación entre ambas ciudades había sido y es intensa y positiva. Habló de que Alcalá es una tierra abierta y recordó la vinculación con Tarrasa y Cataluña de las gentes alcalaínas y muchas personas emigraron allí y formaron un capital humano. Añadió que le gustaría que la relación siga siendo cordial y de colaboración en todos los ámbitos y se mostró alegre porque Tarrasa tuviera un alcalde comprometido. Prometió que por parte de Alcalá la Real la relación sigue abierta y para seguir caminando juntos para seguir adelante. Puso enfásis en que era un tiempo complejo en la política y que era importante que se incorporaran personas jóvenes como él, con nuevas ideas que refuercen los valores democráticos y participativos y que eso mismo se haga entre los ciudadanos y entre los territorios «porque hay más ideas que nos unen de las que nos separan y de la s ideas que aportemos unos y otros saldrá el futuro que nos espera».
Por su parte, Jordi Ballart manifestó que eran muchos los años de tener relaciones fraternales , gracias al Centro Cultural Andaluz de Tarrasa y «satisfecho de que en Alcalá haya un alcalde joven y comprometido».
Jordi Ballart no eludió la cuestión independentista catalana, aludiendo en que en Cataluá se vive un momento complicado y dijo que era un debate muy mediático, pero la realidad del país es muy distinta, «allí, la gente lo que quiere es tener un trabajo con el que pueda salir de la crisis y lo que quiere es que reactivemos la situación económica y básicamente, en estos momentos, éstas deben ser las prioridades, sabemos que tenemos un problema, y en algún momento el gobierno de España, también, esperemos que se mueva que dialogue, pero evidentemente esto tiene que pasar para seguir juntos, no tiene sentido en un mundo abierto, gl.obalizado que no hay fronteras que en estos momentos, alguien, por intereses partidistas pretenda poner fronteras a tierras que han sido siempre de acogida , tierras diversas, plurales  y de hecho Tarrasa es una ciudad de acogida y Alcalá la Real ha contribuido a ello  y es una ciudad plural, con gente trabajadora y emprendedora», concluyó Ballart.
Carlos Hinojosa regaló a Jordi Ballart un cuadro de la Mota y Ballart regaló un escudo de Tarrasa y una corbata a Carlos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario