Páginas vistas en total

jueves, 12 de mayo de 2016

UN AJEDREZ VIVIENTE HECHO POR LOS IES ALFONSO XI Y ANTONIO DE MENDOZA




El pasado miércoles y en La Lonja del Arcipreste se jugó una partida de ajedrez, pero no una partida cualquiera sino que fue una partida viviente, con personas realizando el papel de peones, rey, reina, alfil o caballo. Un acto organizado por los IES Alfonso XI y Antonio de Mendoza, que tuvo una buena repercusión y fue nominado por Leontxo García en El País. Todo un espectáculo que acogió en primer lugar un torneo de ajedrez entre ambos centros y después

la recreación de dos partidas de ajedrez famosas en las que las piezas de las mismas, siendo el alumnado de proyecto integrado de 4º de ESO del alumnado del IES Alfonso XI. El ajedrez viviente es una modalidad de ajedrez que se remonta al siglo XV. Se cuenta que la primera partida de ajedrez viviente conocida se exhibió en el año 1408 en Granada, en la corte de Muhammad VI. Luego, muchos reyes y príncipes siguieron su ejemplo como mero entretenimiento o muestra de su pasión por este noble juego. La partida de ajedrez viviente más famosa del mundo se celebra cada dos años en la plaza grande de Marostica, ciudad medieval amurallada cercana a Venecia. Los trajes, las armas de nuestro ajedrez viviente son caseros pero intentan de algún modo asemejarse a estas otras recreaciones más importantes.




En esta segunda edición del ajedrez viviente las partidas que se han recreado han sido las siguientes:
  • Primera partida: Blancas: José Raúl Capablanca Negras: Herman Steiner. Jugada en los Ángeles.
  • Segunda partida: Blancas: Paul Morphy Negras: Duque de Brunsbrick y Conde de Isoard. Jugada en el Teatro de la Ópera de Paris en 1858.
Tercero, exhibición del cubo de Rubik a cargo del alumnado de IES Antonio Mendoza. El cubo de Rubik es el rompecabezas tridimensional más famoso del mundo y fue inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Erno Rubik en 1974. El record del mundo de realización del mismo está en menos de 6 segundos. El alumnado participante fue capaz de resolverlo en menos de 20 segundos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario