Páginas vistas en total

domingo, 8 de mayo de 2016

LA AVENIDA EUROPA, UNA CALLE MUY COMERCIAL

Aquella calle por la que se iba a la carretera que conduce a la aldea de Santa Ana y a la villa de Frailes, se ha convertido en el día de hoy, en una de las vías más importantes del municipio alcalaíno. Se ha ido transformando a lo largo de estos últimos treinta años, con una serie de incentivos que la hacen tener una identidad propia. En ella nos encontramos un comercio floreciente, así como un par de centros de enseñanza que dan entidad a la misma. El centro de estudios de la Sagrada Familia, perteneciente a los jesuitas, suma setenta y cinco años de historia en la ciudad alcalaína. Ha ido transformándose y hoy en día cuenta con unas grandes instalaciones, tanto para la impartición de las distintas enseñanzas como para hacer deporte y para acoger a sus alumnos durante la semana en la residencia que construyó. Asimismo y a pesar de que no está situado en esta calle, pero está junto a ella, el Instituto de Enseñanza Secundaria Alfonso XI se encuentra al final de esta avenida. Siendo uno de los pilares de la formación de los alcalaínos y de los alumnos de otros municipios, como Frailes o Castillo de Locubín.
Pero, donde la Avenida de Europa ha dado un gran salto, ha sido en la instalación de diversos comercios, de todo tipo, que han dado un empaque y una distinción a esta calle. Cuenta, además, con el edificio del Cuartel de la Guardia Civil del cual se dijo que iba a ser trasladado a otro lugar, pero que después se le hizo una remodelación y ahí sigue, sirviendo al pueblo y mostrando seguridad a la Alcalá la Real del siglo XXI. 

La Avenida de Europa tiene casi de todo. Desde pescadería, relojerías, perfumerías, peluquerías y algunos bares que se han ido haciendo emblemáticos. El bar Europa, más conocido como ‘El Rano’, es un referente de este tipo de establecimientos, que a todas horas se encuentra lleno de una clientela fiel que cada día pasa por allí, para hacer un alto en el camino del trabajo, o simplemente descansar y tomar un café o una cerveza. Lo mismo le pasa al bar Avenida, que regentado por Ismael, ofrece una buena carta de bebidas y tapas que dan una lección de lo que es el mundo de la restauración alcalaína. Numerosos profesionales de todo tipo, se han trasladado a esta calle. Peluqueros como Juan José, que ofrece un servicio completo por poco dinero. Fisioterapeutas, especialistas en belleza, que hacen desaparecer los cabellos que sobran en el cuerpo, tiendas de mercería donde se pueden encontrar todo tipo de artículos, como botones, agujas, medias o calcetines. Tiendas de ropa, como la de Loli que llegó de la Ribera Baja y sigue fiel a su clientela y cada día ofrece artículos nuevos y de moda.
La Avenida de Europa es una calle actual, que se ha ido transformando en los últimos años, tuvo problemas de infraestructura porque cuando llovía abundantemente, gran parte de ella se inundaba pero después de varios intentos y arreglos, se dio con la tecla y los problemas desaparecieron. Hoy, es una calle alegre, donde se puede encontrar numerosos productos de su floreciente comercio. En ella se ha ido asentando una clase media, compuesta de diversos profesionales que encontraron en ella el lugar adecuado para vivir sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario