Páginas vistas en total

viernes, 20 de mayo de 2016

DEBATE URBANÍSTICO SOBRE EL CASCO HISTÓRICO Y ANTIGUO

La asociación Amici Culturae volvió en la noche del pasado jueves a presentar un tema candente en el municipio alcalaíno, un debate sobre el urbanismo actual en el casco antiguo e  histórico y las consecuencias que ha tenido para los vecinos.
El acto que se inició a las 20:30 horas en el Aula Magna del Convento de Capuchinos, con un público que llenó el aforo, contó con la presencia en la mesa de debate del alcalde del municipio, el socialista Carlos Hinojosa; el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Marino Aguilera; la portavoz de IU en el Consistorio, Rafaela López; el arquitecto Antonio Manuel Daza y los estudiantes del IES Alfonso XI, Paloma Moyano y Antonio Luis Cano.
Fue presentado por el vocal de Amici Culturae, José López, que habló de la despoblación del casco viejo alcalaíno como una cuestión que afecta a todos los vecinos y que la mesa no era responsable de la actual situación del barrio, asimismo pidió más participación ciudadana, en el sentido de que el pueblo no solo se limite a votar cada cuatro año sino que intervenga en las cuestiones decisivas.
Se abrió un turno de intervenciones, en primer lugar Carlos Hinojosa manifestó que era interesante cualquier iniciativa ciudadana para mejorar las condiciones de vida de los vecinos. Habló de que el despoblamiento de la parte antigua era una cuestión histórica en el sentido de que los antiguos habitantes de la fortaleza de la Mota, salieron de ella y se fueron a vivir a la zona del llano. E incidió en que el Ayuntamiento potencia las zonas verdes y que existe un Plan Integral del casco histórico y una serie de iniciativas que se han ido poniendo en marcha, en un número de 35, de las que 12 se han cumplido.
Marino Aguilera comenzó diciendo que hay un problema de raíz histórica, con un despoblamiento y un abandono del casco antiguo, con una falta de servicios como aparcamientos y habló del Plan Urban que ha tenido una financiación de 14 millones de euros, pero sigue siendo un barrio con problemas que necesita una rehabilitación urbana e intervenciones económicas y sociales y también incidió en que hay problemas burocráticos y las competencias las tiene la Junta de Andalucía.
Rafaela López manifestó que conocía el barrio antiguo y había hablado con la gente de allí. Puso en entredicho la construcción de viviendas en el municipio, con unas 8.000 edificadas, tíldando de nefasta la política urbanística, comparándola con una ‘fiesta del ladrillo’ y pidió que el pueblo se implique en las viviendas, e incentivar el arreglo y poder tener espacio compartidos. Comentó que habían derribado el casco viejo y el pueblo lo ve.
La estudiante Paloma Moyano en su primer turno, dijo que había que saber las necesidades de la zona, con falta de aparcamientos, falta de comercios, zonas verdes y personas que la habiten; pidió la reconstrucción de casas por medio de subvenciones. También habló de que existen trabas burocráticas y añadió que se necesitaban edificios que atraigan a la población, con zonas verdes y parques.
El estudiante Antonio Luis Cano habló de una repoblación de la zona y proporcionar a los vecinos facilidades, como acerados, agua, alumbrado, e Internet.
El arquitecto Antonio Manuel Daza añadió que los jóvenes rechazaban la zona norte por problemas de accesibilidad, falta de aparcamientos y servicios. Dijo que la Administración de la Junta de Andalucía ponía trabas para construir porque la zona tiene muchos restos arqueológicos y construir es un proceso costoso con valores catastrales sobrevalorados.  
En una segunda intervención, el alcalde Carlos Hinojosa hizo una defensa del Plan Urban en la zona y añadió que el barrio antiguo es hoy más joven y en 36 años que gobiernan los socialistas el panorama ha cambiado y habló de un Plan Integral para la zona.
Marino Aguilera habló de que el Plan Integral de la zona está metido en un cajón desde el año 2009.
Rafaela López pidió que se derogaran todos los Planes Generales de Urbanismo especulativo porque no había necesidad de más viviendas. Pidió casas con huerto, urbanismo horizontal y que no se hagan edificaciones faraónicas.
Una vez terminado el debate con los componentes de la mesa, se dio el turno al público. Así un vecino de la zona manifestó que el barrio antiguo se está hundiendo y es un paso por donde se sube a la fortaleza de la Mota y pidió que el Ayuntamiento, al menos, exija que se encalen las casas que están en malas condiciones.
El vecino Antonio Gutiérrez, jubilado y ex comerciante de la zona dijo que la zona adolece de falta de infraestructuras, sobre todo aparcamientos y falta de iluminación.
Otra persona del público manifestó que en la mesa de debate casi todos pensaban igual y diferían en pequeñas minucias.
El vecino Sebastián Rosales manifestó que Alcalá está cambiando por todos lados, que había habido un buen cambio en el barrio de Las Cruces, en la fortaleza de la Mota y en el nuevo edificio del Convento de la Trinidad. Añadió que había intervenciones urbanísticas que iban en contra de la armonía y habló de que había que tener en cuenta la rejería, así como puertas y ventanas y tratar de incentivar a la gente joven.
Otra vecina comerciante del Llanillo, Trinidad, manifestó que los comercios siguen vendiendo y los que se han cerrado, ha sido debido a que sus dueños se han jubilado.
El arquitecto José Luis Vico habló sobre el posible traslado de la Policía Local al inmueble de Villa Elena, que se resucitara la empresa pública de la vivienda y si se sabía el número de viviendas vacías.
Finalmente, la estudiante Paloma Moyano aprovechó su turno para hablar de la ampliación del horario de estudio de la Biblioteca Municipal. Un asunto que no concernía a este debate y por ello se quejó el propio alcalde. Pidió que le dieran la palabra para explicar el tema, el moderador accedió a regañadientes y el alcalde habló de que había informes del personal técnico de la Biblioteca en los que se decía que no existía tal problema. Hoy, en una rueda de prensa, le he hecho una pregunta al alcalde sobre este asunto y me ha contestado que no es de recibo que se hagan este tipo de preguntas en un debate de urbanismo, máxime si es la última y durante el debate no se ha hecho mención a esta cuestión.
Sobre esta cuestión, creo que no es de recibo este tipo de actitudes, plantear en el último momento, una cuestión ajena al debate y que no se pueda contestar a la misma, es una especie de ‘encerrona’ que debía haber sido solucionada por el moderador, pues la democracia sufre con cuestiones así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario