Páginas vistas en total

viernes, 14 de agosto de 2009

VACACIONES DESEADAS

Este año me iré de vacaciones en septiembre, pero en esta ocasión serán nacionales, no quiero que me pase como el año pasado que fui a Roma y cuando me bajaba del avión enfilando la terminal del aeropuerto de Fiumicino, creo que se llama o estoy equivocado y eso es el nombre de unos estudios de cine, me tocó alguien en la espalda y al volver la cara me encontré con una frailera que iba con el santón de Baza a recorrer los lugares de los santos frailes italianos y para colmo me la seguí encontrando durante toda la semana que pasé en Italia, parecía que estaba pasando mis vacaciones en Frailes, rodeado de devotos en santones como si fuese la Hoya del Salogral o el cortijo de Cerezo Gordo, donde está la casa del santón Luisico Aceituno. Para colmo cuando fui a ver todo el entramado que hay en honor de San Antonio, me encontré en los servicios a una mujer en minifalda, con unas piernas bien modeladas y era la encargada de los mismos, y decían por allí que era la querindonga del cura que mandaba en todo aquello. Pero después resultó que era un travesti o algo por el estilo y cobraba dos euros a todo el que pasaba a orinar o hacer sus más íntimas necesidades. Aquello era un negocio en todo orden, pues por allí pasan al día miles de personas y casi todas tenían que pasar por dichos servicios.
No sé qué hacer, si irme a una casa rural de esas que promocionan con mucha tranquilidad, con cielos estrellados por las noches, y con un gallo que canta en las madrugadas y por la mañana para que se levanten los turistas, para que hagan recorridos, temprano, por los alrededores y hagan ganas de comer para que luego pidan buenas raciones en el restaurante. O bien, irme a un balneario para descansar, tomar buenos baños de aguas medicinales, con algún masaje, y venir nuevo después al trabajo, que es un decir, porque en las vacaciones trabajo más que en el propio trabajo, estoy todo el día de un lado para otro, viendo cosas sin parar, sin dormir y madrugando para seguir viendo cosas, como si estuviera trabajando. O tal vez, me podría ir a una playa que hay en Medina Sidonia, a un buen hotel para descansar solamente, dormir mucho, comer bien y relajarme en las aguas de estas playas milenarias. Bueno, bueno, no me tengan envidia que sólo serán unos siete días y después volveré para darles la vara cada día en las páginas de IDEAL, si es que siguen contando con mis servicios, pues este puesto no lo tengo asegurado y en cualquier momento me pueden dejar en la calle.

1 comentario:

  1. Por sí acaso te echan, aprovecha estas y te pasas por Formentera, el purgatorio y limpia todo.

    No hay mejor sitio y este os encantará.

    Eso sí algo caro, pero para eso estoy yo, dímelo y te busco algo apropiado.

    salud.

    ResponderEliminar