Páginas vistas en total

miércoles, 19 de agosto de 2009

UN LIBRO PARA MANOLO EL SERENO




Escribir un libro es difícil pero muchas personas han conseguido editar en letra impresa uno de ellos desde que se descubrió la imprenta. Ahora bien, lo que es insólito es que treinta personas te te dediquen un libro único y de entre ellos haya varios que son escritores consagrados y con un gran prestigio. Esto le ha ocurrido a Manuel Ruiz López, apodado 'El Sereno', un hombre que llegó a Frailes en 1951 para trabajar de mulero con el boticario del pueblo y tras sus 85 años se ha convertido en un personaje peculiar y de lo más atractivo de toda la Sierra Sur. El pasado lunes, 17 de agosto de 2009, con motivo de su 85 cumpleaños, 30 amigos de este hombre le dedicaron un libro, un ejemplar único que le ha hecho llorar cuando comenzó a leerlo. No se trata de 30 amigos cualquiera, sino que entre ellos hay escritores famosos, con un gran curriculum y alguno de ellos puede alcanzar el premio Nobel de literatura. Pues sí, el holandés Cees Nootemboom es uno de ellos, premio Europa y uno de los escritores más importantes tanto en Holanda como en el resto de Europa. Otro que está fascinado con este hombre que fue sereno, mancebo de una farmacia, funcionario, albañil y muchas cosas más, es Juan Eslava, premio Planeta y uno de los escritores más conocidos en el panorama literario español. Sin olvidar a Salvador Compán, Manuel Amezcua, Chris Stewart, Michael Jacobs, Manuel Urbano u otras personas importantes del mundo de la Gastronomía española e internacional, como Alicia Ríos o la judía Claudia Roben que le ha dedicado varias líneas a este hombre que se está haciendo una de las personas más famosas de toda la Sierra Sur. Catedráticos de Arte como Ignacio Hnares, de Filología Inglesa como Juan Antonio Díaz; políticos como Felipe López o José Román, todos han caído en las suaves emociones de este hombre que es capaz de entusiasmar a a cualquiera a pesar de su edad y estar siempre rodeado de mujeres jóvenes y bellas. Igualmente, sus amigos de toda la vida, como Luis Aceituno, Manuel Álvarez, Inmaculada Campos, Mercedes García, Alejandro Caño, José Oneto o Raúl Cárdenas, también han colaborado en este ejemplar irrepetible que le fue entragado en el curso de una cena el pasado lunes y en su propia casa, en donde invitó a comer a todos estos amigos. Y no sólo por su humanidad sino por lo que dijeron algunos de los anteriormente citados, porque este hombre ha elevado el aceite de Jaén a la categoría de néctar, elaborando su propio aceite en su pequeña almazara y regalándose a todas las peronas que vistan su casa, mostrando siempre una gran predisposición y acogiendo a todo el mundo por igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario