Páginas vistas en total

sábado, 19 de noviembre de 2016

LA VIDA ES UN MOMENTO



En el interior de cada uno guardamos lo mejor que tenemos. Es un tesoro íntimo que hemos ido cosechando a lo largo de nuestra vida. Es la memoria íntima y diaria de lo sucedido a lo largo y ancho de nuestra historia. Hay momentos que se nos han quedado clavados y grabados para siempre y otros que parecen que están aletargados y dormidos pero siguen ahí presentes. Solo hay que incidir, un poco, en ellos para que surjan y puedan ser recordados.
La vida es un soplo de historia que nos convierte en habitantes de este mundo. Son dos renglones escritos en la esfera del Universo que dan fe de que hemos vivido aquí en un tiempo determinado. Es solo eso, cada uno tiene su Historia, que es la más importante y fidedigna. Sería ideal que cada cual escribiera su vida, habría miles, millones de libros para leer y entretenerse. Habría miles de ejemplos para inspirarse, para hacer películas.
Ahora, he visto gente que no es dueña de sí misma. No tienen nada, viven a expensas de la esperanza, padecen todo tipo de penalidades. Sigo viendo a personas que vienen en busca de trabajo y andan todo el día buscando que llevarse a la boca. Los veo en la pared que hay en la Estación de Autobuses y están contentos porque salieron del mismo infierno. Han conseguido ser dueños de parte de sus vidas. He visto a jóvenes que trabajan todo el día y su sueldo no les llega para vivir dignamente, tras haberse preparado concienzudamente y estar prestos para seguir haciendo historia.
Ayer, me dejaron un perro y estuve dos horas hablando con él. Lo llevaba atado de una cuerda y a veces tiraba para irse por donde él quería. Otras veces tenía que conducirlo porque intentaba zafarse de mi fuerza. En aquel lugar había más perros y todos tenían un buen lustre y estaban bien cuidados. También, he visto canes que han pasado miles de fatigas, encerrados en un patio y en soledad todo el día.
La vida es todo lo que hacemos, al segundo, al minuto. Es levantarse de la cama, desayunar. No tener que llevarse a la boca, o sí. Trabajar, estar desocupado. Es preocuparse por los demás. Es despreocuparse, vivir como si no hubiera nadie a tu lado. La vida es un momento de la Historia de cada uno. Sin querer, cada uno escribe su propia historia, y nada pasa desapercibido, Todo queda escrito en algún rincón. Todo tiene una razón de ser.
Creo que los muertos siguen vivos, los tenemos presentes y están en nuestras vidas. Cada uno muere a la hora prevista y en el lugar adecuado. Hoy, seguimos haciendo Historia, estamos vivos y tratamos de seguir viviendo, cada uno a su manera, pero llegará un día en que habrá una línea recta o curva donde todos coincidamos. O eso me imagino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario