Páginas vistas en total

lunes, 21 de noviembre de 2016

LA MATANZA DEL DORNILLO SE HIZO GRANDE


La XIII edición de la Matanza de la Cofradía Gastronómica del Dornillo fue multitudinaria y más de 450 personas pudieron disfrutar de ella. De esta forma, este evento se va convirtiendo en popular y se ha ido transformando de aquellas matanzas más íntimas que se hacían como en familia, en este nuevo tipo que se comparte con mucha gente. 
 
La Cofradía del Dornillo ha convertido esta tradición en una fiesta participativa, en la que personas de toda Andalucía pueden acudir. En otros tiempos la fiesta de la Matanza era para los componentes de la Cofradía y unos cuantos invitados. El cambio ha hecho que el evento se acerque a todo el municipio de Valdepeñas y a toda persona que quiera asistir. 
 
Puede ser que el objetivo siga siendo, el que esta tradición siga presente entre la población, aunque la gente solo interviene en esta matanza para degustar una comida, convivir unas horas y ver un espectáculo que se desarrolla en plena calle. En esta edición, la charanga 'Dando la Nota' puso la música alegre y gran parte de la animación. También el grupo de teatro Ticana teatraliza la matanza y ofrece una visión que se asemeja al sentido de las antiguas matanzas, con mucho humor y gracia. 
 
La matanza del Dornillo se hizo grande porque acudieron muchas personas. También, durante los días anteriores, los socios realizan la esencia de la tradición, con todos los pasos que componen la misma. De este modo, el Dornillo sigue velando por las tradiciones de la comarca de la Sierra Sur. Así mismo, intervinieron otros elementos, como la invitación de otras cofradías que se hermanan y aportan sus tradiciones gastronómicas. 
 
En cuanto a la comida que este año se ofreció, estuvo compuesta de una serie de entrantes, con queso curado y fresco, jamón, chorizo, morcilla, y algún que otro embutido. Un segundo plato formado como una sopa con albóndigas que dio cierta distinción y puso el sello de la cocina valdepeñera. Finalmente se sirvieron unos dulces y el licor de leche, también de la tradición valdepeñera. 
 
Tengo que destacar la presencia de Alicia Ríos, una historiadora gastronómica que es capaz de hacer una 'Barricada comestible' y sobre todo es un torrente de originalidad para este evento, y lo hace desinteresadamente y por amistad con la cofradía del Dornillo. 
 
Así mismo, intervinieron artistas locales como el grupo 'Pura esencia rociera'; grupo de baile 'Juana Mari Escabias' y cantaores que llegaron de Cádiz y que animaron la fiesta de la matanza. 
También, el Dornillo aprovechó para dar a conocer sus premios anuales y hay que destacar el apoyo del Ayuntamiento de Valdepeñas de Jaén, de la Diputación Provincial y de Adsur. 
La Fiesta de la Matanza se ha hecho más participativa, convendría que la tradición siguiera viva para que pueda ser vista y continuada por las generaciones futuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario