Páginas vistas en total

viernes, 29 de julio de 2016

ALCALA SE SUMERGE EN EL MEDIEVO


Por las calles alcalaínas caminaban ayer gentes de otro siglo anterior. Sus vestidos eran diferentes y se dirigieron a la ciudad fortificada de la Mota.
Alcalá se transformó en la ciudad de Abenzayde y sus gentes celebraban la caida del cerco. Una Alcalá mora y cristiana se discernía en las calles y ambas compartían la fiesta medieval.
El conjunto monumental de la Fortaleza de la Mota, se convirtió en el escenario privilegiado de la Fiesta Medieval de Alcalá la Real, una celebración que alcanza este año su novena edición y que forma parte del Plan de Dinamización de la Ruta de los Castillos y Batallas.

La concejala de Turismo, la socialista Eva Bermúdez que durante estos últimos días ha estado nerviosa, mostraba ayer su alegría, al saber que todos los preparativos estaban funcionando.
El séquito de la Corporación Municipal estaba en los Arrabales de la Mota a las 21:00 horas para dar  el paseo de iniciación y su posterior entrada a la Mota. Se iniciaba la Fiesta Medieval que ofrece hasta el día 30 toda una serie de actividades que serán seguidas por miles de personas.
La organización del evento, conmemora el asedio de la ciudad por Alfonso XI, en 1341 y tiene entre otros objetivos: Fomentar la oferta de dinamización del producto Ruta de los Castillos y Batallas. Promocionar el municipio a través de la puesta en valor de sus recursos patrimoniales, organizando un evento que recrea la vida cotidiana en la Fortaleza de la Mota. Transmitir a la población local los rasgos de identidad cultural que nos caracterizan, difundiendo aspectos de la historia y las tradiciones del municipio y la provincia. Fomentar la gastronomía local y productos  autóctonos servidos por establecimientos de la localidad. Impulsar la participación de las empresas locales de artesanía y animación en la producción del evento y fomentar la participación ciudadana, y de las entidades asociativas en la organización de la Fiesta.

Dentro de la fortaleza, los visitantes podían escoger entre el Patio de Armas, donde se puso en escena la obra de teatro popular ‘El cerco de Ben-Zayde, de Carmen Carrillo. En la Lonja se fueron sucediendo espectáculos de humor y malabares, así como danza oriental, actuacines del club Baruka, Medievo Cirkus y un espectáculo de fuego y acrobacia.
Desde las 21:00 a las 24:00 hors hubo pasacalle musical y personajes itinerantes. También en el Barrio Norte se instaló el campamento militar y la escuela de guerreros.
La gente pudo comprar en el zoco mercaderías y toda clase de pócimas, así como la demostración de oficios populares. Y como no, en la Lonja los comerciantes y taberneros ofrecieron los mejores manjares y vinos del terreno de las despensas de la villa.

Los precios al alcance de todos los bolsillos. En el día de ayer la entrada a un euro y para hoy y mañana dos euros y medio. Aunque para los que iban vestidos de traje de época la entrada fue gratuita, igual que para los menores de diez años.
Ayer, la fortaleza de la Mota festejaba la llegada de su majestad Alfonso XI y convirtió la plaza de Ben-Zayde en Alcalá la Real.
El ámbito de este evento aunque tiene una gran importancia a nivel local, cada año adquiere una mayor trascendencia a nivel comarcal y por la situación estratégica  sus asistentes proceden de pueblos de Granada y Córdoba, potenciándose así la promoción  de la Ruta de Castillos y Batallas.
El Área de Turismo y Comercio del Ayuntamiento de Alcalá la Real, realiza una importante labor de promoción del evento entre los residentes y visitantes de la comarca, con una campaña específica para promover entre los alojamientos de la zona,  la creación de un paquete específico para Fiesta Medieval de manera que quienes realizaron su reserva para el fin de semana,   tienen entrada gratuita a la Fiesta, y recibieron su título de embajador.

Ayer el cortejo municipal estaba formado por malabaristas, clérigos y artistas; obispos y capitanes, músicos y curas, algún demonio y varios ángeles. Así como reyes, enanos bailarines, ediles del concejo y algunos rentistas. Flautistas y tamborileros, bailarinas, sacristanes, barbilampiños y hombres barbudos que pasaron una gran noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario