Páginas vistas en total

domingo, 8 de abril de 2018

ME GUSTARÍA BAILAR CONTIGO

Yo no tengo nada. Solo un dolor de cabeza que a veces me deja casi sin sentido. Tengo una esperanza y es poder ir al cielo y volar por los aires; a pesar de que no me creo la vida eterna, me gustaría ir allí, aunque sea un ratito y bañarme en alguna playa de esas blancas que existen allá.
También, me gustaría ver Frailes desde el puente colgante y mirar la que fue mi casa y subir hasta la buhardilla y mirar el agua que corre por el río.
Me gustaría bailar un twist de aquellos que sonaban en 1964, en aquellos guateques que hacíamos en casa de Luis Alba. Y bailar con todas aquellas mujeres que no querían bailar conmigo, pero muchas de ellas ya no las reconozco.
Ahora, estoy en esta dirección que no conoce nadie, aquí soy un desconocido y nadie puede dar conmigo, soy autoindependiente pero no tengo autocaravana para ser totalmente independiente.
Tengo un no gato, un no perro, un no viaje, me gustan los toros pero no voy a ninguna corrida ¡qué va!, no me gustan, pero he ido a algunas corridas por cuestiones laborales.
Un día me dijeron que se habían enamorado de mí, pero luego no era verdad, fue una broma de mal gusto, pero me dio igual, estoy acostumbrado, bueno no tan acostumbrado, pero más o menos.
Otro día me dió por escribir un libro, pero fue tan malo que solo lo leí yo y un amigo íntimo al que se lo recomendó, pero no le gustó tanto como a mí.
Tengo sueño, me voy a soñar.
Tengo una navaja multiusos que llevo en mi bolsillo pero no uso para nada, solo por tenerla y porque me gustaba tener una cuando era pequeño.
¿Te han dicho alguna vez te quiero, sin conocerte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario