Páginas vistas en total

martes, 27 de marzo de 2018

LA ESPERANZA Y LA ORACIÓN EN EL HUERTO EN EL MARTES SANTO


Martes Santo alcalaíno, primaveral, con sol brillante. La Semana Santa tiene una cita a partir de las 20:00 horas, procesiona la cofradía de penitencia de Nuestro Padre Jesús en la Oración en el Huerto de los Olivos y María Santísima de la Esperanza.
El Compás de Consolación se va llenando de gentes cofrades y gentes que van a ver la procesión, con una puntualidad exquisita, tocan en la puerta de la iglesia y se abren las dos bandas y allí el trabajo es intenso, decenas de costaleros se preparan; las imágenes de la Oración en el Huerto y de la Virgen de la Esperanza están colocadas en su sitio.
Las personas no paran de llegar, el bullicio en el Compás de Consolación es grande. Comienzan a salir los cofrades de la procesión, los acólitos, los penitentes con capas verdes y sayas blancas.

A las 19:30 horas hay una celebración de la palabra y nada más terminar, los capataces van dando instrucciones a los costaleros, unos a otros se dan ánimo. Debajo de las imágenes hay un bullir de palabras y acciones, algunos de los costaleros van descalzos, otros preparan los hierros para que se deslice la imagen. Primero sale la Oración en el Huerto, un gran olivo en lo alto y hay que poner una serie de tablas para eliminar los trancos de la entrada; los costaleros, literalmente están agachados y tienen que hacer grandes esfuerzos, el capataz da ordenes contundentes y con un golpe en el paso, avisa de que todo esté preparado, unos van saliendo del trono para poder salir la imagen, están casi en la salida y hay que hacer un último esfuerzo, la imagen de la Oración en el Huerto sale a la calle, misión cumplida, los aplausos de la gente así lo avalan, unos se abrazan a otros, los costaleros han hecho un gran trabajo, un gran esfuerzo y siguen animándose.

Ahora, le toca el turno a María Santísima de la Esperanza, su trono está lleno de velas y los 14 costaleros están preparados, pero siguen colocándose en orden y apretándose los pañuelos que llevan en la cabeza. La imagen de la Esperanza está casi en la salida, hay que colocar, de nuevo las maderas para superar los trancos; los fieles que hay en la iglesia dan vivas a la Esperanza y un par de costaleros también, y los demás contestan ¡viva¡ y la Virgen de la Esperanza está hermosa, guapa y con lagrimas en su cara. Antes han salido diversas mujeres vestidas con peineta, españolas, de negro, elegantes, guapas, con guantes negros, con un rosario en las manos y algunas descalzas, otras con zapatos negros de tacón, con mantilla españaola y con mucha gracia.
La Esperanza está saliendo por el Compás de Consolación, el himno de España va a sonar y los tambores, trompetas suenan y se oyen en toda la Carrera de las Mercedes; los 14 costaleros hacen un esfuerzo sobrehumano para poder salir, casi agapzados dentro del trono. El Compás de Consolación es una plaza llena de gente que mira la procesión y esta se dirige por la Carrera de las Mercedes, por la calle Alonso Alcalá, Plaza del Ayuntamiento, General Lastres, calle Angustias, calle Veracruz, otra vez por la Carrera de las Mercedes, calle Santo Domingo de Silo, calle Horno, calle Gala, la Tejuela, la Alcalá de los barrios, junto ala iglesia de Consolación. La noche es primaveral, el Martes Santo alcalaíno está en su culmen, los penitentes siguen alumbrando con sus velas encendidas y una brisa que llega de la calle Real, recuerda que hoy es el Vía Crucis de la Semana Santa alcalaína y que el Miércoles Santo espera a los alcalaínos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario