Páginas vistas en total

jueves, 28 de enero de 2016

EL PLENO ACABÓ COMO EL ROSARIO DE LA AURORA

Esta noche en el pleno extraordinario que se celebró en el Ayuntamiento de Alcalá la Real, tomó posesión de su cargo la nueva concejala del PP, María Mercedes Linares, pero fue un día aciago para ella, porque vivió un mal ejemplo de lo que debe ser la democracia, los dos ediles de Izquierda Unida, Rafaela López y José Ángel Vega se salieron del salón de plenos, al comprobar las risotadas del mismo alcalde, el socialista Carlos Hinojosa, y del edil, también socialista José López, debido a un comentario que hizo el portavoz del PP, Marino Aguilera, sobre un término económico de la revisión catastral, seguramente Marino Aguilera no acertó con el término o la frase empleados y sus dos compañeros de bancada, se rieron de él sin contemplaciones. En esta tesitura, Marino Aguilera emprendió la marcha junto a sus siete concejales del PP, con lo que solo quedaron en el salón de plenos los once concejales socialistas, los medios de comunicación, algún vecino que no se había ido antes y también algún funcionario que cumplía con su trabajo.
Es decir que el pleno finalizó como ‘El Rosario de la Aurora’, en el sentido que quedó cojo y el propio alcalde siguió hablando y sacando argumentos para acallar las palabras del portavoz del Partido Popular, que ya estaba en la calle con sus demás compañeros.
Y todo esto porqué, nada más y nada menos porque se aprobaba el Presupuesto General para el ejercicio 2016. Tanto IU como el PP hicieron sus correspondientes alegaciones. La portavoz de IU tachó de superfluo dicho presupuesto e invitó al alcalde a hacer cambios. Una serie de cambios peculiares, o desde el punto de vista de Rafaela López necesarios, como que no hubiera alumbrado navideño, que se edificara un mercado de abastos y sobre todo que no se gastara el dinero en obras mastodónticas de cemento que luego se podían abandonar. Además, añadió que un Ayuntamiento con tanta deuda, unos diez millones de euros, no puede presumir de ser llevado bien. Incluso añadió que no era un presupuesto participativo porque no era hecho por el pueblo sino por funcionarios y el propio alcalde.
Marino Aguilera, también dijo alguna cosa del presupuesto, en primer lugar que llegaba tarde y no se atenía al cumplimiento de la ley, porque debía haber sido aprobado en el mes de octubre. Asimismo, dijo que no preveía disminución de deuda, con una política de inversiones de dudosa necesidad, con demasiadas infraestructuras en las inversiones.
Todo esto hubiera sido normal, cada uno expuso sus propios argumentos, unos más acertados que otros, pero la noticia de este pleno no es graciosa y poco democrática, los que estaban allí, lo recordarán porque el Equipo de Gobierno y el propio alcalde hablaba a una oposición ausente que ya estaba en la calle, mientras el alcalde daba más argumentos a su exposición. No es de recibo que una Corporación quede en tan lamentable estado, por unos y por otros, que tan solo queden en el pleno los que gobiernan. Todos tendrán que dar explicaciones a la ciudadanía por lo que se vio anoche en el salón de plenos del Ayuntamiento. La democracia no es sólo tener una mayoría absoluta que con ella se pueda aprobar todo lo que el Equipo de Gobierno quiera; la democracia, también debe de escuchar y ver los puntos de diferencia que dice la oposición y tenerla en cuenta y la oposición, en vez de irse, debe poner argumentos en la mesa para convencer al Equipo de Gobierno y a los ciudadanos de que sus ofertas, también, pueden ser beneficiosas para todos los vecinos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario