Páginas vistas en total

lunes, 25 de enero de 2016

EL EMPORIO DE LA FAMILIA MONTAÑÉS



Gran éxito del programa ‘Sábados de Domingo’ que auspiciado por la asociaciones culturales Santa Bárbara y Enrique Toral y Pilar Soler velan por distintos aspectos del patrimonio alcalaáino, dándolo a conocer a los vecinos.
En esta ocasión ocurrió el sábado, mediante una visita al complejo empresarial de los hermanos Montañés en el poligono industrial El Chaparral de la aldea de Santa Ana.
Dicha entidad está formada por varias empresas que se dedican a la fabricación de bolsas, embalajes personalizados, así como la extrusión de polipropileno para la fabricación de tejidos no tejidos, consultoria en marketin promocional, impresión flexográfica y servicio de pre-impresión para el Grupo Diseños NT.
Según Pedro Montañés dichas empresas dan empleo a 110 personas fijas y a 50 empleados no directos y además tienen fábrica en China y exportan sus productos a Europa, América Latina y están abriendo nuevos mercados.
El encargado de hacer la presentación fue el cronista oficial, Domingo Murcia, que junto con Paco Toro son el alma de estas asociaciones
Murcia hizo una introducción de l a industria alcalaína, desde la primera mitad del siglo XX, cuando en Alcalá solo quedaban pequeños talleres artesanos, como alfarerías, zapaterías o carpinterias. Dijo que las medianas industrias eran escasas, por una parte los molinos de harina, como el del Coto, propiedad de los Aguayo; las almazaras, en el casco y aldeas; y  fábricas textiles como la de Santa Casild, Andrés Piñas y Navas y Sánchez.
El punto de inflexión fue los años sesenta del pasado siglo, pasando de una economía eminentemente agraría a los inicios de un recatado tejido industrial, protegido por la confianza de unos emprendedores y la ilusión de los pretendientes a un puesto de trabajo.
El cronista añadió que el paso era arriesgado y varado en la incertidumbre. En principio dos campos temáticos se abrían para el triunfo de la iniciativa: por una parte, la fabricación de piensos compuestos para el ganado y las granjas avícolas; por otro lado la carpintaaaaría y las estructuras de hierro y los materiales de construcción.
Entre las empresas que citó en los inicios de la industria alcalaína están Aljasa y Condepols, la cooperativa metalúrgica San José Artesano y Vialca.
Despues nombró a Francisco, Pedro y Valeriano Montañés como los iniciadores de Condepols, es la familia Montañés, cuyos sucesores con Pedro y Jorge Montañes a la cabeza, han sido capaces de levantar un complejo empresarial sobre el mundo del no tejido, con clientes de grandes firmas comerciales y que forman parte del progreso industrial alcalaíno.
Ambos hermanos y diversos directivos del grupo fueron los encargados de mostrar las instalaciones y se les vio sonrientes y satisfechos de haber podido seguir la saga de su familia, ampliar estas empresas y ser punteros y grandes vendedores en diversas partes del mundo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario