Páginas vistas en total

jueves, 10 de abril de 2014

MI BARRIO DE FRAILES

Mira, este es el rincón donde nací y viví hasta los 19 años. En el barrio Corral y junto a la calle Horno, en aquellos años la calle era terriza y no había macetas ni flores. La casa de arriba era la de mis padres, un hogar humilde, con vecinos desiguales. Estaba Virtudes, la mayor; los abuelos de Miguel Montes, la familia de Moisés 'El Feo', la familia 'La Parda', había dos viejecitos Margarita y José. En mi casa había un burro, del cual caí varias veces, había algún cochino y conejos, gallinas y hasta palomos. Lo que no había era cristales en las ventanas, eran unos huecos pequeños en la pared, por los que entraba el frío en el invierno y el calor en verano. 
Ahora, el barrio está muy pintoresco, los vecinos han colocado flores y macetas y hay hasta un matrimonio inglés que compró la casa de la Gregoria y allí vive, con un auto a la puerta para recorrer los caminos. 
La mujer de la foto es María, casada con Enrique y allí pasan los años y a pesar del tiempo acontecido, aún guarda la esencia de antaño. En esa calle conocí a Miguel Montes que vivía con su madre y abuelos y algunas veces ibamos a Sotorredondo, subidos en el burro de mi padre, jugábamos en la cueva de su abuela y mirábamos, desde los Cantones, todo Sotorredondo. 
En esta calle caía a menudo y las rodillas las tenía siempre con heridas y como no había mercromina, pues solo me curaban con alcohol y agua. 
Las casas no tenían agua corriente y había que ir a la fuente de la plaza Deán Mudarra a llenar grandes cántaros, más de uno se me cayó y desolado iba a llorarle a mi madre, con un berrinche de mil pares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario