Páginas vistas en total

domingo, 13 de abril de 2014

LA MAYORIA DE EDAD DEL DÍA DEL VINO EN FRAILES

Amaneció un día primaveral y el cielo trajo una jornada de sol y de convivencia para pasarla en la villa de Frailes. Desde por la mañana, el municipio estaba dispuesto para acoger una nueva jornada  en honor al vino. Las calles estaban limpias, y junto a la Casa de la Cultura llegaban numerosos autos para asistir al festejo. La jornada del Vino es especial y todo el mundo lo sabe, solo hay que introducirse en el ritual, parece, al principio, que no hay casi gente, pero poco a poco las calles se van llenando de gente, sobre todo a la hora de comer, y ante todo en el recinto ferial. Allí, ayer  sobre las 14:00 horas el bullicio era intenso, las plazas de aparcamiento se agotaron y los visitantes tenían que buscar un lugar para dejar los automóviles. No obstante se abrieron las puertas y el bullicio se apagó y cada uno trató de encontrar su sitio para pasar un buen día. 
      La puesta de largo de la Jornada del Día del Vino de la villa de Frailes se realizó el pasado sábado, 12 de abril,  con más de 2.000 invitados entre vecinos y gentes llegadas de otros lugares. Un día que ha dado una forma de ser a los fraileros y que ha convertido a la villa en un lugar de referencia para la gastronomía y el turismo. Una jornada, también, para la convivencia, el encuentro familiar y entre amigos y un día, también, para la alegría y la esperanza en el futuro.




Para el alcalde, el popular José Manuel Garrido esta edición ha sido la de la mayoría de edad, «y es como si se tratase de un niño con zapatos nuevos, hoy estamos llenos de ilusión por esta jornada, recibiendo a tanta gente que se identifica con Frailes». Igualmente, añadió que «en esta edición de 2014, cumplimos 18 años de creación, elaboración, difusión, perfeccionamiento, de una actividad relacionada con la idiosincrasia de nuestro pueblo. Fraileros y visitantes degustamos el sabor de lo nuestro, aquello que nos define como auténticos creadores del placer de la vida de la forma más sencilla. Y es que acercarse a la mesa frailera supone utilizar todos los sentidos para deleitar cada uno de sus guisos, caldos o costumbres plasmadas en la cultura gastronómica local a lo largo de los siglos. Por ello, las buenas costumbres nunca deben perderse y deben perdurar en el tiempo a lo largo de los años y eso es señal de que todos viajamos en el mismo barco y por el buen camino», concluyó el primer edil. 


La programación incluyó el día 11 de abril, a las 20:00 horas una degustación de morcilla recién hecha y cata de vinos junto con producto locales en la Plaza de los Toros, comenzando la elaboración de la morcilla a las 17:00 horas.
Los actos de la jornada se iniciaron a las 12:15 horas, con la presentación del propio alcalde y la concejala de Festejos Lucía Serrano del Moral. A las 12:45 horas comenzó el pregón a cargo de Alfonso Torres González, presidente de la Confederación de Empresarios de Jaén, vicepresidente de la CEA y presidente de Infaoliva. A las 13:15 horas se realizó la apertura de las tiendas de los diferentes productos artesanos del municipio en el recinto ferial y a las 14:15 horas la degustación de la típica olla podrida y otras viandas, como embutidos de la villa, los dulces típicos y sobre todo la degustación del vino, un vino de variedades diversas, desde el vino propio que hacen los pequeños bodegueros en sus propias casas o el vino de las Bodegas Campoameno que ha adquirido una gran relevancia.




Ayer, los invitados a la Jornada del Vino tomaron embutidos elaborados en el mismo Frailes, por manos muy expertas y los comensales dieron buena cuenta de ellas, también del potaje de garbanzos y habichuelas que alcanzó un buen punto, a esto algunos le llaman olla podrida, y un ejército de gente responsable, trabajadora y servicial hizo lo demás.
Faltaron algunos  pero eso es normal, a otros se les recordó como a Manolo el Sereno y a Michael Jacobs, pero el espíritu de esta jornada sigue vivo y la gente sigue acudiendo año tras año a esta cita y Frailes los abraz y los cuida y eaa es la grandeza de este día que se ha convertido en un clásico de la comarca.
 





1 comentario:

  1. Santiago en la última frase se nota que estuvo presente... un saludo

    ResponderEliminar