Páginas vistas en total

sábado, 12 de abril de 2014

EL PREGÓN DE PEDRO GALVEZ

 A Pedro Gálvez se le puede ver todos los días ‘volando’ por las calles alcalaínas, con su peculiar entidad, ofreciendo a todo el que se encuentra la fortuna de los cupones de la ONCE. Es un cofrade, bordador, músico, costalero y capataz; una persona joven que ama la Semana Santa y en la noche de ayer, pasadas las 21:00 horas se convirtió en el pregonero de la Semana Santa alcalaína.
Fue presentado por su amigo Manuel Puerma, del que dijo que, al menos, había llegado puntual a esta importante cita.
Al principio contó como había sido  el aceptar dicho cargo, cuando le avisó la presidenta de la Agrupación de Cofradías, Manoli Puerma Rosales. Al principio, no quiso aceptar pero después asintió.
Sus vivencias en la Semana Santa empezaron a los diez años, pasando por diversas cofradías. Pedro Gálvez ha comentado que la Semana Santa se percibe por los cinco sentidos: Oído: racheo de las zapatillas de los costaleros, el sonido de los tambores roncos del Ecce-Homo, las marchas procesionales. Gusto: los pestiños, las torrijas. Olfato: aroma del incienso, la rosa, el clavel de los pasos. Tacto: El tacto de mi corneta, y por supuesto el volver a tocar el llamador, que tocaré el Domingo de Ramos. Vista: pues el poder ver a la Virgen de la Estrella anocheciendo cuando pase por el Pradillo el próximo Domingo de Ramos.
Contó que «en Alcalá cada vez hay más afición por el mundo del costal y gente que quiere salir de costalero no solo aquí sino también en otros sitios para aprender en este mundillo del costal y la trabajadera. Así en mi cuadrilla de Granada hay más alcalainos que siguieron mis pasos (Puerma mi presentador, rubio, bollo, Navarrro, Pepe, Flores) y se seguro que todos pueden hablar bien de la experiencia y de lo que han aprendido. Aunque sé, que algunos estos cambios del costal y demás no os gusta, por suerte o por desgracia es lo que en algunas cuadrillas de Alcalá ha devuelto la asistencia a los ensayos de sus componentes y no como pasaba antes. Y eso no se puede permitir el que la gente que no vaya a ningún ensayo y se   presentan el día de la salida con el típico comentario egoista: ‘ este es mi sitio’, ‘aquí llevo yo 20 años y no vas a venir tú a quitarmelo’».
También comentó que en el año 2003 «una revolución llegó a la cofradía de la Borriquilla cuando entró como hermano mayor Francisco Nieto ‘Sito’ para los amigos, junto con su hermano David, su primo Jesús, Pepelu, Puerma, Rizos, Blanca, Rubio, Lolo, Chamorro, Pollo, Lola, Cristina y mucha más gente que decidieron apostar por un proyecto en común como era realizar un paso y un misterio a la Borriquilla».
Pedro Gálvez es un cofrade, un joven de hoy, que no creía que pudiera ser pregonero en la Semana Santa alcalaína, porque no se consideraba preparado, pero no fue así, en la noche de ayer, Pedro Gálvez se convirtió en un pregonero, peculiar, que contó sus vivencias de la Semana de Pasión y lo hizo con fe, con sencillez, con amor, con querencia, siendo esa persona que recorre Alcalá a diario.



No hay comentarios:

Publicar un comentario