Páginas vistas en total

sábado, 5 de abril de 2014

LAS SUBVENCIONES


Las subvenciones son como los privilegios, se las dan a los que más tienen. El otro día estuve escuchando a Elena Víboras sobre la política Agraria Común y solo se hablaba de dinero. Con las subvenciones se compra la conciencia de la gente y eso en democracia es peligroso. La democracia es para tener derechos y deberes y las subvenciones no son ningún derecho. 
Hay verdaderos especialistas en esto de conseguir una subvención. Escudriñan todos los boletines oficiales y no oficiales para obtener el dinerito. 
Los agricultores no son los que menos tienen y reciben subvenciones cada año. Hay subvenciones para arreglar tejados y cuartos de baños de personas pobres y yo he visto muchas solicitudes aprobadas que no lo merecían.
Los grandes propietarios son los que más subvenciones tienen. 
Por aqui, por estas tierras, concretamente en Frailes, los socialistas comenzaron a dar subvenciones, pequeñitas, para cofradías religiosas: para la Virgen de la Cabeza, para Santa Lucía, para el Corazón de Jesús, para San Pedro. Los populares que gobiernan ahora siguen con la misma táctica.
En Alcalá la Real siguen la táctica de las subvenciones y hay hasta unas normas para pedirlas.
Las subvenciones no debían de existir porque dañan la democracia, son como favores que se les da a las personas o las asociaciones o colectivos para hacer cosas, pero estas asociaciones deberían valerse por sí mismas para conseguir sus fines.
La Democracia y sus gobiernos no deberían dar subvenciones, tan solo limitarse a velar por los derechos y deberes de sus ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario