Páginas vistas en total

viernes, 3 de febrero de 2017

FLORENCIO AGUILERA GANÓ EL CONCURSO COMARCAL DEL ACEITE




La mentalidad de los productores de aceite de la comarca de la Sierra Sur va cambiando y se ha visto en el II Concurso de Aceites de Oliva Virgen que entregó los premios anuales pertenecientes a 2016 el pasado 2 de enero de 2017, en la Casa de la Cultura de la villa de Frailes.
En esta ocasión el ganador ha sido, de nuevo, Florencio Aguilera de la aldea alcalaína de La Hortichuela; la medalla de plata ha ido al aceite Serrano del Mora de la aldea de Santa Ana, cuya propietaria Lucia Serrano ha dado un salto de calidad en el poco tiempo que lleva elaborando su aceite y las medallas de bronce han sido para la cooperativa de San Antonio de Ermita Nueva y la cooperativa de Nuestra señora del Rosario de la aldea de Charilla.
En este concurso anual han participado 13 entidades de la comarca: la cooperativa San Isidro de Castillo de Locubín, Alcalá Oliva de Alcalá la Real, cooperativa del Rosario de Fuente Álamo, cooperativa San Antonio de Ermita Nueva, Luis Cano Fuentes e Hijos de Ermita Nueva, Molinillo de Mures, Molino de Gumiel de Moclín, cooperativa San Adolfo de la Ribera Alta, cooperativa San Rafael de Frailes, Serrano del Moral de Santa Ana, cooperativa Nuestra Señora del Rosario de Charilla, Aceites Cervera de las Caserías de San Isidro y Florencio Aguilera de la Hortichuela.
El acto de entrega de los premios tuvo lugar en la Casa de la Cultura de Frailes, con la presencia del alcalde de este municipio, José Manuel Garrido; el concejal de Agricultura de Alcalá la Real, Cristóbal Cano, el diputado provincial Marino Aguilera y el organizador del certamen, el ingeniero agrícola Carlos Bardón. Además, de una amplia representación de las cooperativas y almazaras participantes. 

Abrió el evento el alcalde de Frailes que manifestó que los tres Ayuntamientos implicados: Alcalá la Real, Frailes y Castillo de Locubín van a seguir apostando por este concurso, al menos el de Frailes, añadiendo que la idea de apostar por el aceite de la comarca está triunfando y que los comienzos son duros y tardan en asentarse, “pero que poco a poco va a dar sus frutos. Además, añadió que hay que unir todos los esfuerzos posibles en este sector que es fundamental para los tres municipios “porque todos vivimos de esto y si podemos e intentamos sacarle el máximo beneficio posible pues mucho mejor”.
Cristóbal Cano, edil de Agricultura alcalaíno, no se ‘anduvo por las ramas’ y manifestó que “adolecemos de no hacer buenos aceites, si miramos los pasos que están dando otras comarcas u provincias que tienen la misma materia prima o incluso peor, nos llevan muchos pasos de ventaja, hoy en día con este tipo de iniciativas se está intentando pues que esas carencias de calidad y comercialización se vayan dando pasos para contrarrestarlas”. Además, añadió que la conclusión más importante que había que sacar del concurso era saber si se podía hacer un buen aceite en estos municipios y la conclusión es que sí, a la altura de los mejores aceites de otros lugares. Además, dijo que “lo bueno es que tenemos esa materia prima, que sabemos hacerlo y que el resultado está aquí y no es que sea una alternativa sino que es el único camino para que podamos  vivir mejor de nuestro trabajo es producir calidad y eso determina el precio y que el producto se pague bien”. Por último, concluyó diciendo que el siguiente paso sería avanzar en la comercialización y sobre todo juntos y no a través de la situación que hay hoy con cerca de 20 almazaras y “eso es contraproducente y choca porque no tiene la capacidad de invertir en un comercial o vender en el extranjero que es lo que puede asegurar la rentabilidad de nuestros cultivos en la comarca”.

Carlos Bardón agradeció a las almazaras su participación y dijo que el resultado ha sido unos aceites con mucho mejor aspecto que el año pasado, “estos aceites pueden estar encima de cualquier mesa y dar una gran impresión”. Ahondó en que los aceites presentados eran muchísimo mejores que los del pasado año, “el querer presentar a concurso el aceite ha sido bueno y el resultado se ve en las botellas que tenemos delante, creo que este año vemos que somos capaces de hacer un buen aceite, que podemos etiquetarlos y defenderlos ante quién sea”. Igualmente, dijo que hay que dar un segundo paso que “es luchar por la comercialización, solo podremos ir buscando mejores aceites en la medida que el mercado nos pague mas por el producto que estamos haciendo, pero debemos nosotros currarlo”. También dijo que hay que tener un nombre en el aceite y olvidar el venderlo a granel.
El ganador del concurso, Florencio Aguilera manifestó que su aceite es picual, de aquí de la zona, sacado a mediados de noviembre y que estaba muy contento con el premio. Dijo que el aceite hay que hacerlo en el campo y no en la fábrica y que con el premio obtenido el año pasado ha vendido mucho aceite y que ha tenido una gran repercusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario