Páginas vistas en total

miércoles, 15 de febrero de 2017

ALBERTO RAMOS, UN EXPERTO EN TATUAJES




Alberto Ramos es un joven gaditano que trata de establecer su oficio de tatuajes en el municipio alcalaíno. Dice que se inició cuando estaba estudiando Bellas Artes en Granada sobre 2009/2010, a través de unos amigos que se compraron unas máquinas y él más tarde adquirió una no muy profesional para sus principios. Hace un mes abrió este negocio en la calle Fernando el Católico y dice que por ahora ha tenido muy buena aceptación.
 Cuenta que a su establecimiento llega público de todas las edades, clientes que aún no son mayores de edad y tienen que venir con sus padres para demostrar que tienen permiso, también hay personas mayores hasta los sesenta años. Comenta que el tatuaje comercial y típico que le piden son nombres y fechas, aunque también sus clientes le solicitan retratos de animales, mascotas o retratos de personas, también imágenes de santos o cristos.
Manifiesta que el motivo que lleva a la gente a tatuarse es variado, en la actualidad se decantan porque está de moda, aunque otros se lo hacen por estética, incluso por amor o para tener un recuerdo de una persona, o para pasar una etapa esencial en la vida.
Añade que sus clientes eligen el lugar del tatuaje y hay gustos de todo tipo, siendo el nombre de las personas amadas uno de los más característicos, así como las fechas puntuales que van en la muñeca, las jóvenes, dice, que se tatúan en las costillas, también en las piernas y dice que hay clientes que eligen cualquier parte de su cuerpo. Intenta personalizar las imágenes que le traen, para que la persona tenga un tatuaje único, que solo lo tenga él y sea un signo de distinción y no sea una copia de otro tatuaje. Intenta guiar a sus clientes por la singularidad y no como ocurría hace años que se entraba a una tienda de tatuajes había una serie de ellos para escoger, como el del demonio que mucha gente se colocaba en la espalda.
Los tatuajes los hace con máquinas profesionales, hoy en día se pueden quitar con el láser, aunque es un proceso más doloroso y conlleva más sesiones que un tatuaje normal. Comenta que intenta amoldarse a todos los estilos, realismo, blanco y negro, color, puntillismo, lettering, japonés ….
El precio de los tatuajes oscila según el tamaño, el mínimo sería 40 ó 50 euros, si algún tatuaje necesita más tiempo, los hace por sesiones de varias horas y estaría entre 180 o 200 euros. En un brazo puede estar cuatro o cinco horas. Hay personas que aguantan más tiempo que otros, pero a partir de las tres horas el cuerpo empieza a resentirse.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario