Páginas vistas en total

lunes, 8 de agosto de 2016

LA PEP VENTURA VOLVIÓ A EMOCIONAR EN EL HOMENAJE A LIRIO J. PALOMAR




La Pep Ventura volvió a los Festivales de Agosto, esta vez para honrar la memoria y en homenaje al director Lirio José Palomar, que falleció recientemente.
Fue un concierto que reunió una serie de características especiales y que los espectadores disfrutaron con gran tranquilidad, conscientes de la calidad del director, Jorge Molina, y de sus músicos.
El teatro Martínez Montañés se llenó de una forma pausada, tanto en las butacas como en los palcos, y el pasado domingo, 7 de agosto, a partir de las 20:00 horas, todo estuvo preparado para oir y disfrutar de esta orquesta que consta de unos músicos disciplinados, vehementes, atentos y entusiastas de lo que hacen.
Un concierto que en su primera parte sonó la pieza ‘Corsario Negro’ de Ángel López Carreño; seguida de ‘Divina Comedia’ de  Robert W. Smith, con sus partes del Infierno, Purgatorio, Ascensión y Paraíso, finalizando con ‘Arabesque’ de Samuel Hazo. En la segunda parte se interpretó ‘Camino Real’, de Alfred Reed; Bonaparte de Schwarz y ‘Danzón número 2’ de Arturo Márquez. 

Luis Sanjuán se encargó de introducir al público en la figura del director homenajeado, Lirio J. Palomar, haciendo un resumen de sus vivencias, mientras en el escenario se veían diversas fotos de su vida, todas conteniendo aspectos de su música y de los diversos conciertos que interpretó en el municipio alcalaíno. 

La Pep Ventura se ha convertido en una asociación musical de aquí, pero con unas características esenciales y una gran calidad, a pesar de que es oída varias veces a lo largo del año en Alcalá la Real, cada vez sorprende con alguna cosa nueva. El concierto del domingo fue emotivo, especial, armonioso, sorpresivo, tranquilo y alterado a la vez. Llevando al espectador a diversos estados de ánimo. El público fue consciente de todo ello y aplaudió, se levantó y siguió aplaudiendo, mientras su director, Jorge Molina, levantaba a los músicos para que fueran reconocidos por su buen hacer. La música de la Pep Ventura tiene una especie de autenticidad que hace de esta orquesta un símbolo de la Alcalá moderna, formada por músicos jóvenes y algunos más mayores, pero todos con unas grandes ganas de hacerlo cada vez mejor y de ofrecer un concierto, como el del homenaje a Lirio J. Palomar, que levanta los ánimos y al salir del teatro Martínez Montañés cada uno se pregunta que ha valido la pena pasar un par de horas con estos músicos en una tarde-noche de verano alcalaíno.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario