Páginas vistas en total

sábado, 6 de agosto de 2016

ALCALÁ ABIERTA DE PAR EN PAR





Alcalá fue una fiesta total en la noche del día 5 al 6 de agosto. Todo estaba abierto y presto para que el público entrara a verlo y a divertirse. Desde la tarde se preparaba el ambiente y la llamada ‘La Noche en Blanco’ se fue haciendo poco a poco y Alcalá abrió sus puertas de par en par.
El Llanillo se convirtió en una calle peatonal y una exposición de automóviles clásicos y antiguos fue colocada en la famosa arteria alcalaína.
En la parte alta del municipio, la Mota se ofrecía para ser vista y observada. Era un continuo ir y venir de gentes que llegaban. Visitaban la parte oculta de la fortaleza, las galerias subterráneas y hacian cola para observarlo. Los visitantes iban desde el Aula de la Naturaleza al Edificio de la Trinidad.

Paco Martin enseñaba el abastecimiento de agua antiguo, con un itinerario de la Caseta del Nacimiento, por San Marcos y la calle Corredera. En las Cruces, se podía oir flamenco, con el grupo ‘Al Sur del Flamenco’. En la plaza del Ayuntamiento música en directo, con Farándula Vintaget, Shatter, Stainless, Electric Quartet y los Flash.
Los comercios y los bares estaban a ‘tope’, sobre todo los últimos, donde no había ni una silla vacía. Era una locura poder tomar algo en cualquier sitio.
Otro de los itinerarios se llamaba ‘Abiertos al anochecer’, con visitas al Palacio Abacial, Casa Museo del Ecce-Homo, Domus Herculana o Museo de San Juan.

El teatro estuvo presente con Animahist Teatro en el Barrio de las Cruces; Analía con ‘Barquichuelo de papel’ y Flojete Clown en el Paseo de la Mora.
La danza y el baile de Angelitas estuvo presente en San Blas, junto con la música española de Melody Lorca. Asimismo, la ciencia pie de calle, con una reproducción animal en el Palacio Abacial y Avances de la Genética, con la intervención de Francisco Lizana y Ana Martín.

Alcalá la Real fue una fiesta abierta y total, con todas sus puertas abiertas y a cero coste. La gente pasó unas horas divertidas, como si flotara en una nube y  el ambiente de alegría se palpaba en los diferentes lugares. Cientos de personas vivieron una noche especial, dentro de los Festivales de Agosto  y se pudieron dormir tranquilos porque Alcalá fue una fiesta abierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario