Páginas vistas en total

viernes, 5 de agosto de 2016

EXPOSICIÓN LA ALCALA LA REAL DEL SIGLO XX




En la tarde del pasado jueves había gran expectación por ver la exposición denominada ‘La vida cotidiana en la Alcalá del siglo XX’. En la puerta de entrada del Aula Magna del Convento de Capuchinos se arremolinaba una gran multitud que estaba a la espera de la inauguración. La senadora socialista Elena Víboras departía con la alcaldesa en funciones, Cecilia Alameda, y la Lonja del Arcipreste se iba llenando de vecinos y visitantes que esperaban la apertura de las puertas.
El concejal de Cultura del Ayuntamiento alcalaíno, Juan Ángel Pérez Arjona, fue el encargado de presentar el acto y se dirigió a los presentes con cara de satisfacción, manifestando que la exposición era fruto del buen trabajo hecho por algunos vecinos, como el coleccionista Blas García, las monjas dominicas, el museo del pujarero perteneciente a la hermandad del Cristo de la Salud; así como el comisario de la exposición Carlos Calvo y el fotógrafo PPH que ha realizado la decoración. 

La exposición pretende ofrecer un recorrido por el día a día de los antepasados alcalaínos, con especial atención a aquellos útiles que formaban parte de la vida diaria. En ella se pueden contemplar objetos y enseres de antaño que hasta no hace mucho tiempo, eran imprescindibles en las casas del municipio y muchos de los cuáles, hoy en día, siguen presentes en la memoria colectiva  de la gente. Es un ejemplo del rico legado patrimonial etnográfico de esta tierra, una ventana a un tiempo no demasiado lejano. Por ello, Juan Ángel Pérez animó a los presentes a que donen enseres de este tipo al Ayuntamiento, con el fin de hacer las bases de un futuro museo de artes y costumbres. 

La muestra supone un viaje en el tiempo, donde poder contemplar diferentes escenas de la vida en el campo, retratos de una vivienda cualquiera que forman parte de la memoria alcalaína, a partir de los objetos, muebles y ambientes que la componían. Es una visión del modo de vida, a la vez cercano y distante en el tiempo. Señas de identidad de Alcalá la Real y de sus habitantes.
Se hace un recorrido de diversos actos, como la matanza, los muebles que se usaban con la colocación de camas y otros enseres, en distintos ambientes de las clases trabajadoras y acomodadas. Las escenas de la agricultura están muy presentes como las dedicadas al olivar y al aceite. También recoge un espacio de una cocina, con los elementos esenciales de los diversos ‘cacharros’ que se usaban. También incluye algunos aparatos modernos como teléfonos, tocadiscos o máquinas de escribir. 

Según el edil Juan Ángel Pérez, la exposición tiene, además, un fin divulgativo y se intentará que la puedan ver los alumnos de los diversos centros escolares, como una manera de que valoren lo que había en las casas de sus abuelos. Estará abierta hasta el 25 de septiembre de 2016.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario