Páginas vistas en total

lunes, 30 de enero de 2017

LA POBLACIÓN ALCALAÍNA ES DE 22.224 VECINOS EN ENERO DE 2017


En los últimos años el municipio alcalaíno no ha estabilizado su población y algunos  habitantes como los jóvenes marcharon en busca de un porvenir, especialmente debido a la crisis económica, que hizo que muchos de ellos emigraran a otros lugares. 
A 1 de enero de 2017, el padrón de habitantes cuenta con un total de 22.224 vecinos un 94% son españoles, es decir 21.057 personas y un 6% son extranjeros, es decir 1.267 ciudadanos.  Los países, tras los españoles, que destacan en personas empadronadas en Alcalá la Real son, con nacionalidad rumana 341; seguidos de las personas procedentes de Reino Unido con 276 y Marruecos con 176. En total hay unas 48 nacionalidades, con personas de los diversos paises sobre todo de Iberoamérica y de Europa. 
 En el año 2016 el número de habitantes fue de 21.758; en el 2015 de 22.036, en 2014 de 22.324, en 2013 de 22.682; en 2012 de 22.870, en 2011 de 22.758 y en 2010 de 22.759.
A fecha de 30 de diciembre de 2009, la población alcalaína rozaba los 23.000 habitantes, en concreto 22.994, a solo seis de conseguir el número redondo de 23.000 vecinos.
El movimiento vegetativo de la población alcalaína aumentó entre 2007 a 2009. Así, en 2007 el censo era de 22.324 personas y en 2008 de 22.254. El año 2009 fue importante y la población aumentó en casi quinientas personas.
Muy atrás, en el tiempo, y en las cifras, quedan los 500 vecinos que según las estadísticas históricas tenía en el año 1478. No obstante, está muy lejos de superar los más de 30.000 habitantes que llegó a tener antes de la década de los sesenta del siglo pasado, cuando empezó a perder vecinos de forma masiva debido al auge de la emigración y a las circunstancias adversas que hubo en esos años.
La ocupación humana en Alcalá está atestiguada desde el Paleolítico. Existen testimonios de poblamiento continuado a través de numerosos yacimientos arqueológicos distribuidos por todo el término municipal. Comprenden el Neolítico medio y final y la Edad del Cobre.
La evolución de la población alcalaína en el siglo XX y XXI ha ido experimentado una serie de altos y bajos. Desde 1900 que contaba con 15.900 habitantes, el número de habitantes fue aumentando, hasta llegar a 1950 que se consiguió la cifra de 30.000 personas, siendo el mayor número de habitantes de Alcalá la Real en toda su historia.
El paso del siglo XIX al XX supuso el paso del ciclo demográfico antiguo (caracterizado por un importante y fuerte crecimiento en la primera mitad del siglo fruto del mantenimiento de elevadas tasas de natalidad, de la manifiesta reducción de la mortalidad, y por consiguiente del fuerte crecimiento vegetativo.
La introducción de la mejora de las condiciones higiénicas, la utilización de vacunas, así como la diversificación de la dieta alimenticia entre la población con la aportación de más carne y otras proteínas, favoreció la progresiva reducción de la tasa bruta de mortalidad y de la tasa de mortalidad infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario