Páginas vistas en total

lunes, 2 de enero de 2017

AUN PUEDE HACER LA RUTA DE LOS BELENES ALCALAÍNOS


Aunque parecen estar escondidos y mucha gente no saben donde están, Alcalá ofrece una ruta de los belenes importantes que mantienen viva la tradición local y dan realce a la Navidad alcalaína.
De la mano de la Asociación de vecinos ‘Huerta de Capuchinos’, el pasado uno de enero se realizó una visita a los belenes alcalaínos. Desde la calle Prudencia Ratia se inició el camino, a través de la empinada calle de Cervantes se llegó hasta la iglesia de San Juan, donde el investigador local Paco Martín comenzó la explicación de los belenes. En dicha iglesia se puede admirar un niño Jesús y el belén que está compuesto por un conjunto de escenas como el castillo de Herodes, con una serie de figuras que son una de las más bonitas de Alcalá, surgiendo sobre los años 1980 por el grupo de juventud de la cofradía del Cristo de la Salud, aunque actualmente el belén se hace dentro de la iglesia, otras veces se representaba en la calle, donde el día 24 de diciembre se le cantan villancicos.

Tras recorrer la calle Real, la comitiva se dirigió a la Tejuela, donde se pudo ver el belén de la Borriquilla, dirigido por Pedro Gálvez, con figuras de barro comprados por Internet, presenta una serie de escenas, destacando la Mota en lo alto del belén, así como las casas de pilatos y la corriente del río Jordán con un cauce lleno de agua; la Anunciación está representada en un establo humilde y el niño está en otro establo y no en una cueva.
Nada más realizar unos pasos, los visitantes se dirigieron a la iglesia de Consolación, donde en el altar mayor se encuentra el belén de dicho templo. Está formado por figuras de trapo compradas en Madrid por el sacerdote Gabriel Susi Lara, según Francisco Martín son de inspiración barroca y los trajes gozan de gran boato, consta de un grupo de doseles de los denominados de Damasco  y hay un niño Jesús hecho de serie del pueblo de Olot. 
Tras esta visita, hubo que andar un buen rato, hasta recorrer la calle Utrilla casi completa, allí en el número 91 se encuentra la casa de Dolores Ruiz, una mujer amable y risueña que no le importa enseñar su portal de belén y en una pequeña habitación guarda el mismo, es un belen típico familiar con unas características especiales, en el que se puede apreciar el amanecer, así como el anochecer a través de un juego de luces. Las figuras son pequeñas y cuenta Dolores Ruiz que comenzó a colocar el belén hace más de 50 años, en un principio con pocas figuras y con el tiempo se ha ido formando un gran conjunto. El belén cuenta con musgo original, así como con figuras que representan una serie de oficios como agricultores, pescader y también hay una serie de pirámides, así como una representación de la matanza.

Otro de los belenes que se visitaron fue el de Rafael López, un profesor universitario e ingeniero que mantiene la tradición de los belenes en la cochera de su casa. Realizando la colocación de dicho belén desde hace más de diez años. Se trata de un trabajo concienzudo, donde se pueden ver  diversos molinos para hacer pan, así como un lavadero con agua, en otra parte el palacio de Pilatos y el castillo de Herodes, parece un pequeño pueblo donde se ven diversas entradas, incluso se puede apreciar una serie de pequeñas tejas en diferentes edificios del mismo. Rafael López enseña su belén a todo el que llega a su casa y mantiene viva la llama de la tradición.
Por último, los visitantes pudieron apreciar el belén de la asociación de vecinos ‘Huerta de Capuchinos’, que está instalado en una esquina entre la Avenida de Andalucía y los Sauces, allí cada día es abierto por un socio de la asociación, ofreciendo un belén con numerosas figuras y además se recogen juguetes para los niños y alimentos para los necesitados, al igual que en el belén de la cofradía de la Borriquilla.
Estaba previsto la visita al belén del ‘Lagar de los Vinos’, un lugar donde dos hermanos mantienen un negocio de venta de vino y otros productos locales, pero estaba cerrado y no se pudo ver.
Existen otros belenes que están al aire libre, como el de la plaza del Ayuntamiento que tiene una gran vistosidad sobre todo de noche, porque destacan sus figuras blancas.
En fin, los alcalaínos y visitantes tienen una ruta de los belenes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario