Páginas vistas en total

jueves, 19 de enero de 2017

CARITAS QUITA EL FRIO A LOS INMIGRANTES

Una gran lección de solidaridad dieron el pasado miércoles, 18 de enero, unos pocos voluntarios de Cáritas de Alcalá la Real. Debido a las bajas temperaturas en las que el termómetro bajó de los Oº grados, el presidente de Cáritas Juan Manuel Ortiz Tafur organizó una ayuda de emergencia que se inició a las 19:30 horas desde la sede de esta institución, en la calle Alonso Alcalá. Allí, un grupo de unas seis personas prepararon sus propios automóviles, llenos de mantas y con termos de leche caliente y en pocos minutos se dirigieron a la Estación de Autobuses, y en pocos minutos decenas de inmigrantees que se encontraban en los alrededores, comenzaron a llegar al lugar y avisaron a otros compañeros que se encontraban en el edificio del Marino. Una vez que ellos mismos se fueron colocando en fila para recoger cada uno su manta, varios de los voluntarios comenzaron a repartir esta ropa de abrigo aunque hubo un pequeño incidente porque todos quisieron recoger su manta pronto y se agolparon junto al automóvil donde estaban las mantas. Una vez que llegó el orden, se volvieron a repartir las mantas para cada uno de los allí presentes. También, se invitó a todos aquellos hombres a vasos de leche con café para combatir las frías temperaturas reinantes.
Los voluntarios, después, se dirigieron al albergue municipal de temporeros, y también repartieron los vasos de leche con café, hablaron con los inmigrantes y departieron un rato con ellos. Allí, los que había, se duchaban y se preparaban para dormir en camas confortables. 
Más tarde, los voluntarios de Cáritas recorrieron el centro urbano de Alcalá la Real, sobre todo las entidades bancarias, donde en la parte de los cajeross había personas durmiendo entre cartones, entregando mantas a cada uno de los que se encontraron. Asimismo, se h izo un recorrido por el Paseo de los Álamos y en el Templete de la Música encontraron un indigente que tenía un perro atado y ladraba sin cesar, hablaron con esta persona pero no quería nada, a pesar de que el frío allí era cada vez más fino e intenso, después de cruzar varias palabras con este hombre, Peter que así se llamaba, aceptó tomar una manta y se acurrucó en aquel lugar para pasar la noche. 
De esta manera, Cáritas de Alcalá la Real cumplió con su objetivo de ayudar a estas personas que no tienen hogar, solo llevan puesto sus ropas y alguna que otra prenda en una pequeña mochila. 
Se puede decir que la actitud humana es esencial para ayudar a los demáss, unos lo hacen por sus creencias religiosas, otros por sus convicciones políticas, pero para todos será reconfortante ayudar a los que menos tienen. Todas las personas deberían tener un techo, un trabajo y tratar de buscarse la vida por sí mismos; es una aspiración universal que a lo largo de la historia se ha ido forjando; mientras tanto la solidaridad es el arma que se impone. Ayudar a un semejante es una acción esencial que nos hace ser mejores personas, repartir nuestras cosas con otras personas que lo necesitan, es acercarnos a la esencia de la vida, eso lo dice tanto el cristianismo como las ideologías socialistas o comunistas. 
Juan Manuel Ortiz, presidente de Cáritas de Alcalá la Real es una persona generosa, junto con sus compañeros de Cáritas y personas de las cofradías, forman un equipo que trata de paliar esas carencias de estas personas que llegan aquí con la esperanza de trabajar; algunos no logran su objetivo, pero solo con ver las caras que ponen, tras recibir una manta o un vaso de leche, se sienten reconfortadas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario