Páginas vistas en total

viernes, 17 de febrero de 2012

LAS COSAS PEQUEÑAS


Hoy me desperté a las 7:15 y me levanté, fui al baño y di al mando y corría el agua, me lavé, me afeité, me di un poco de colonia, me lavé los dientes y mientras iba escuchando la radio 'Herrera en la onda', con una serie de contertulios que no se explicaban porque había bajado la bolsa en el día de ayer. Desayuné un vaso de leche, una magdalena y una naranja. El carburante se había disparado, roza y pasa 1'50 euros la gasolina. El frío sigue, a menos de 0 grados. Mi coche funcionaba, la calefacción también. Dicen que hay un congreso del PP en Sevilla para seguir jactándose de que lo ganan todo, pero siguen con más de 5 millones de parados. Los agricultores de la zona van terminando la aceituna, dicen que es una de las mejores cosechas desde hace tiempo, con casi 100 millones de kilos de aceituna. La escuela estaba abierta, los niños esperaban en el patio. El consultorio médico estaba abierto, los pacientes esperaban en la sala con calefacción. El Ayuntamiento estaba abierto, los funcionarios esperaban a los vecinos. Manolo el Sereno está cada vez más viejo, su cuerpo se ve más ajado, su cabello blanco está alborotado, pero sigue conduciendo su auto, por medio de la carretera y va a Alcalá y está arreglándose los dientes a sus 87 años, quiere ponerse una dentadura moderna, de esos dientes de titanio.
MI hermana Maripi, sigue cocinando cocidos y potajes, tan ricos como siempre, me reuno cada día con ella y lo paso bien, con la lumbre a tope en la chimenea y hablamos de nuestras cosas en la sobremesa.
Sigo haciendo páginas de periódico, unos días mejor y otros peor, con noticias que no son esenciales, y cada día me exigen más y pagan menos.
Sigue habiendo luz eléctrica cuando le doy al mando, paseo de vez en cuando por el Llanillo, veo a éste y al otro, tomo un descafeinado de máquina en el café del parque.
En fin, sigo vivo, con cada vez más achaques y no se si este gobierno ni el que se fue podrá gobernar bien, podrá despejar la crisis, podrá dar esperanzas a los que no las tienen. En fin, seguimos vivos y caminando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario