Páginas vistas en total

sábado, 25 de febrero de 2012

EL DÍA DE LA CIENCIA SE CELEBRA CON UN ESPECTÁCULO

El pasado sábado, día 25 de febrero, la Concejalía de Cultura y Universidad propuso la celebración del Día de la Ciencia, de acuerdo con su calendario anual del programa Efemérides. Este nuevo día no estaba incluido en el programa iniciado hace ya cinco años, pero se incluye ahora como homenaje a todo ese mundo de la ciencia, tan desconocido y silenciado en esta época.
Para el concejal Rafael Hinojosa, «la ciencia vive su aventura investigadora desde el silencio de los medios, como una tarea marginal y clandestina, en donde el protagonismo de los científicos e investigadores es sustituido por un coro de personajes que, desde el gallinero, intentan convertir al país en un corral». Por ello y para ello este Día de la Ciencia.
Como va siendo habitual, se leyò el ‘Manifiesto’ correspondiente en los centros escolares y en los medios de comunicación alcalaínos, así como en el teatro, antes de la representación de la obra teatral programada para este día.
Dicha obra fue la llamada ‘Joseph Merrick, el hombre elefante’que a través de Monstruario llevó alegría y diversión a todos los públicos. Tres monstruos de las antiguas barracas de feria han creado un espectáculo donde, a su manera, cuentan la vida del monstruo más famoso de todos los tiempos. Es una obra monstruosamente divertida y sobrecogedora, sobre todo para aquellos que alguna vez soñaron con patear la mediocridad y sacudir sus vidas con lo extraordinario y fantástico. Con un reparto compuesto por Meri Fernández, Santos Sánchez y Álex Ramos.
El campo de la medicina, la biogenética, la astronomía, la química, la tecnología son, entre otros, los que verdaderamente hacen progresar al mundo. Y esto debería ser conocido y reconocido por la sociedad.
El programa Efemérides pretende ofrecer a los ciudadanos unos días de reflexión sobre los grandes valores democráticos, tales como la libertad, la tolerancia y la dignidad, o sobre determinados aspectos de la vida cultural, como el estudio, la poesía o el libro. Son, pues, jornadas para la educación en la ciudadanía.
Cada Día del programa comprende dos actos, uno escolar, que se desarrolla en cada centro de enseñanza, y otro social en donde se enmarca cualquier espectáculo que se represente.
En una época en la que el esfuerzo, la disciplina y el aprendizaje de calidad no gozan de buena salud, se hace necesaria una defensa de los grandes valores de la escuela como instrumentos imprescindibles para la formación de los escolares y para la población en general que también participa en los diversos actos del programa Efemérides como los Días del Estudio, de la Salud, de la Poesía, que se van escribiendo con letras mayúsculas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario