Páginas vistas en total

sábado, 18 de febrero de 2012

CRONISTAS, INVESTIGADORES Y COMIDA MEDIEVAL


La villa de Frailes acogió hoy, sábado, la III Jornada de cronistas oficiales e investigadores locales de la comarca de la Sierra Sur de Jaén. Unas 80 personas llenaron la Casa de la Cultura de Frailes, para presentar la historia de la alimentación en la zona, con 26 ponencias de toda índole y con una conferencia inaugural, a cargo de José Rodríguez Molina, denominada ‘La alimentación en los siglos XV y XVI en la Sierra Sur de Jaén’.

Rodríguez Molina dijo que los antepasados de esta comarca comían de todo, los ricos mejor que los pobres y los nobles tenían gran abundancia de todo lo que había, mientras los más necesitados tenían una alimentación escasa.
Manifestó que hay que ir a las fuentes y ver la función de los grupos sociales y cada grupo tiene una forma de alimentarse.
El producto por excelencia de aquella época era el pan, se elaboraba de trigo y con mezcla de muchos cereales, generalmente era un pan integral y el pan blanco era para la clase privilegiada.
En cuanto a la carne, había mucho ganado, doméstico y silvestre. También se hacían matanzas y se consumía unos 40 kilos por habitante al año.
También se comía pescado fresco y seco durante unos 150 días al año: como atún, sardina, bacalao o arenques. El pescado procedía de dos zonas, de la parte de Vélez-Málaga y de Motril, su consumo era de unos 10 kilos al año por habitante. La leche también se consumía, así como la mantequilla, aunque de forma escasa. También se comían legumbres, era el plato fuerte de los pobles. El aceite en el siglo XV procedía de la provincia de Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario