Páginas vistas en total

lunes, 2 de agosto de 2010

LA FUENTE TAZA DEL PASEO DE LOS ALAMOS


Eran casi las 22 horas del pasado viernes, cuando la alcaldesa alcalaína, la socialista Elena Víboras, posó su dedo en el artilugio que los técnicos tenían preparado para la inauguración de la fuente taza del Paseo de los Álamos, al instante 88 caños de agua resoplaron con fuerza en el ambiente del parque y cientos de personas se acercaban para ver esta obra que estaban esperando con ansiedad, los chorros inundaron de frescor la parte alta de este lugar que está considerado como el más importante para el ocio del municipio, donde cientos de personas pasean cada día y se cuentan sus quehaceres diarios. Luces de colores, algarabía y sorpresa se vieron en las caras de los alcalaínos y visitantes que, por fin, disfrutaban de su fuente, ahora mucho más remozada y preparada para aguantar este siglo XXI.
Algunos, sobre todo los niños, no pudieron soportar la tentación de mezclarse con los caños claros y frescos del agua, y más pronto que tarde estaban sumergidos en el claro que los caños forman entre el redondez de dicha fuente, los padres, ni cortos ni perezosos, se prestaron hacerle fotos a sus retoños para que quedara una instántanea para la historia. Durante toda la noche y parte de la madrugada, los alcalaínos se acercaron a este lugar para cerciorarse de que la fuente funcionaba y que los 88 caños brillaban y funcionaban de manera formal.
Las obras forman parte de un proyecto, conocido como Urbanismo Comercial, que han tenido una inversión de más de 400.000 euros, y que han sido realizadas por la cooperativa Santo Domingo de Silos y San José Artesano, y que han remodelado la parte que linda con la biblioteca municipal hasta la calle Miguel Hernández y que comprenden, también, los contenedores soterrados de dicha calle, que actualmente se están construyendo.
De esta manera, se finalizan las obras del Paseo de los Álamos, cuya parte central fue reformada, a través del Plan E del gobierno español, por un importe de más de 800.000 euros. A través de la colocación de una solería especial, con materiales traídos de Galicia que son resistentes a los fríos invernales que sufre el municipio.
El Paseo de los Álamos vuelve a ser el lugar ideal para pasar las mañanas, tardes y noches, de la gente alcalaína que lo cruza a diario, de los pequeños que suelen buscar los rincones donde existen 'los cacharros' para jugar y de los jóvenes y adultos que tratan de resistir el caluroso verano alcalaíno, que este año soporta temperaturas de gran tonelaje.

1 comentario:

  1. A mi, particularmente, me gusta bastante como se ha quedado la fuente, sobre todo la "vidilla" y juego que da ya de noche, correrías de chiquillos, fotos entre los caños, brisilla fresquita, colorido, etc.

    ¡¡Buen colofón para la mega construcción!!

    ResponderEliminar