Páginas vistas en total

viernes, 20 de agosto de 2010

AGOSTO, 20

Las tormentas de relámpagos y truenos se han retirado y el suelo huele a tierra mojada por la mañana. Es agradable respirar estos aires de grandeza subido en la moto y cantando mi canción favorita.
Los que usan trajes de 200 euros, zapatos de 104 euros, corbatas de seda o yates de plástico ligero no pueden ser socialistas. Los que vistan estolas bordadas por hilos de oro, sayas de lino o conduzcan un Golf no pueden ser curas cristianos.
Los que hagan viajes a Turquia de 1.500 euros semanales o cruceros por las islas griegas no están en crisis, están de suerte o no.
Mientras me limpiaba los dientes con mi cepillo nuevo, se me cayó el dentrífico y me manché la camiseta, la limpié con una toallita de esas que usan los bebés pero la mancha no se retiró totalmente; usé un quitamanchas rápido pero la mancha siguió, lo mejor es meter la camiseta en la lavadora y ver como sale de limpia.
El Paseo de Alcalá la Real huele a albero de feria, apelotonado, amontonado y cuando paso por allí mis sandalias de verano se llenan de esa tierra medio oscura que no me gusta, por eso suelo dar un rodeo a través del kiosco de los periódicos, por toda la aceera y no pisar el albero, me da nostalgia de llevar las sandalias sucias.
Los que se llaman ecologistas y no reciclan sus basuras, son mamotretos biodegradables que predican pero no practican en le biodiversidad latente del espacio tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario