Páginas vistas en total

domingo, 2 de febrero de 2014

LA CANDELARIA EN ALCALA LA REAL

A pesar del gran frío reinante en la mañana de hoy, los alcalaínos acudieron a celebrar la fiesta de la Candelaria.
La iglesia de Consolación acogió  desde el pasado jueves los actos de esta fiesta que está muy arraigada en la tradición alcalaína. Se inició con la misa dominical, y entre las 10:300 y las 11:00 horas el Compás de Consolación se fue llenando de feligreses y vecinos, muchos de ellos tomaron pequeñas ramas de romero para acompañar  a la Virgen en la procesión. Numeroso público se fue acercando por los bajos de la calle Real, junto a la fuente de la Mora y por otros lugares adyacentes.
Los músicos de la Asociación Musical Pep Ventura esperaban junto a las puertas de la iglesia, al igual que los voluntarios de Protección Civil. En el Paseillo de la Mora, un hombre colocaba cohetes que después encendía uno a uno y el estruendo se oía, en pocos segundos en todo el casco urbano.
Las campanas fueron llamando a los feligreses y por el Llanillo iban subiendo los alcalaínos para acompañar a la Virgen de las Mercedes.
La procesión salió pasadas las 11:00 horas, primero los estandartes, después las mujeres y niñás que llevaban las tradicionales tartas blancas de merengue, un poco después más niños con las andas donde protegían a los famosos pichones, vestidos con los trajes de las cofradias del Dulce Nombre y de la Virgen de las Mercedes, una ‘nube’ de fotógrafos empleó sus objetivos para tener un recuerdo de estos pichones que se han vuelto los más populares de esta procesión.
La Virgen de las Mercedes fue recibida con el himno de España nada más salir de la iglesia, y después se inició el itinerario que en esta ocasión fue más largo, a través del Juego Pelota, por la calle Tejuela y vuelta a la iglesia.
Desde el pasado jueves 30 de enero se vienen celebrando actos para esta fiesta de la Candelaria y dentro del programa de la Coronación de la Virgen de las Mercedes, se inició con un triduo que presidió el párroco de Santa María la Mayor, porque no pudo venir debido a circunstancias particulares el antiguo párroco Gabriel Susí. Actuó la rondalla de Antiguos Alumnos de la SAFA  y todo  fue organizado y participado por las cofradías del Dulce Nombre de Jesús  y  de la Virgen de las Mercedes.  Hubo predicaciones de los sacerdotes  Robustiano Gallego  de Pedro Montesinos. El viernes se celebró una fiesta infantil a las cinco de la tarde  luminaria y presentación de los niños en el templo, como cuando el Niño Jesús fue llevado por primera vez  a la iglesia por sus padres.
La Candelaria terminó tras la procesión y la degustación de las tartas por las personas que quisieron.
Uno de los alicientes principales de la fiesta de la Candelaria son las lumbres alcalaínas, que desde tiempo inmemorial se vienen encendiendo en varios barrios y aldeas. Nuevas asociaciones y vecinos se abren a esta fiesta como la de la Huerta de Capuchinos, que en la noche del sábado congregó a cientos de personas entorno al calor de una gran lumbre, con reparto de vino del terreno de varios lugares del municipio, viandas de la matanza y mucha y buena alegría y armonía. Este año al coincidir la fiesta con el fin de semana, la afluencia de gente ha sido más activa y las lumbres estuvieron animadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario