Páginas vistas en total

domingo, 9 de febrero de 2014

100 DIAS NO ES NADA

Han pasado 100 días de gobierno del nuevo alcalde y cada uno cuenta las cosas como mejor le viene, si bien para el propio primer edil el Ayuntamiento es un ejemplo de buena gestión, y de continuidad de los programas y asuntos de la etapa de su predecesora, el PP está de acuerdo en esto, que Carlos Hinojosa sigue continuando la gestión que hizo Elena Víboras. Pero, el PP sigue erre con erre en sacar las vergüenzas alcalaínas, especialmente la falta de las urgencias en el hospital de Alta Resolución, con el consiguiente deterioro de las mismas en el otro centro sanitario. Una cosa si ha hecho el alcalde, modificar la gestión deportiva y con ello el funcionamiento del Centro de Salud y Deporte que como concejal de Deportes, en la etapa anterior, era de su propia incumbencia. Y tenía que solucionarlo a la fuerza, porque seguir como hasta ahora no era de recibo.
Alcalá sigue inmersa en la crisis, con un paro importante entre los alcalaínos y sobre todo entre la juventud y eso se nota en las caras de los vecinos que siguen preocupados con su futuro, igualmente en la educación y formación, como se demostró en el debate que sobre la misma celebró la asociación ‘Amici Culturae’, porque todavía hay muy poca participación en estas labores entre los mismos padres que no acuden muchos a reuniones ni a resolver los problemas que tienen sus hijos.
He tocados 3 problemas principales del municipio alcalaíno: empleo, sanidad y educación y en ellos hay inseguridad, hay desesperanza y hay poco futuro para ellos, no ha habido unos planes importantes para resolverlos y me dirán que estos problemas tienen que solucionarlos desde otras alturas, pero también es hora que desde la base se vayan solucionando, porque no solo vale preocupación por ellos, los responsables políticos, también, deben poner medios para atajar estos problemas esenciales.
Aquí, como en todos lados han fracasado tantos programas de formación, que si cursos por aquí, que si cursos por allí y muchos solo han servido para tener un nuevo diploma y los gobernantes locales, junto con los autonómicos y los de más allá y junto con los vecinos y técnicos y expertos, lo que tienen que hacer o tenemos que hacer, es todos juntos saber priorizar la riqueza, el dinero o lo que tengamos para que el mayor número de personas se sienta beneficiado, porque de lo contrario, cada vez habrá más gente necesitada que andará por estas calles de Dios, deambulando de un sitio para otro, sin hacer nada, sin ver su futuro. Viendo como unos y otros derrochan, mal invierten, el dinero que es de todos en cosas imposibles que no conducen a nada.
Por eso, antes de que se produzca una catástrofe de la que luego nos tengamos que arrepentir, tenemos que buscar soluciones importantes para no dar lugar a ello y no consentir que haya gobernantes que nos lleven a una nueva ‘guerra’ o ‘posguerra’, porque la solución es muy fácil, repartir la riqueza que no haya gente que pase hambre, falta de empleo, sanidad o educación y eso es posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario