Páginas vistas en total

viernes, 30 de marzo de 2012

ROSARIO SERRANO PREGONÓ LA SEMANA SANTA ALCALAÍNA

La Semana Santa alcalaína inició ayer su andadura con el XXXI pregón oficial en el escenario del teatro Martínez ontañés. A partir de las 21:15 horas la maestra Rosario Serrano Sánchez introdujo a los alcalaínos en otra edición de la Semana de Pasión. Fue presentada por el ex alcalde socialista de Frailes  Antonio Cano y compañero en el colegio público Santa Lucía de Frailes que distinguió en su presentación la religiosidad militante de Rosario Serrano, por un lado como cofrade de la hermandad de la Virgen de las Angustias de Alcalá la Real y por otro como mujer comprometida con los necesitados y con las causas justas, además destacó la gratitud que el pueblo de Frailes le tiene como educadora de muchas generaciones de vecinos de dicho municipio. La presentación fue aplaudida por las más de 300 personas que llenaban el teatro Martínez Montañés.
A continuación, se inició el pregón propiamente dicho.y Rosario Serrano comenzó con u’na poesía: ‘no te rindas aún estás a tiempo... Y continuó diciendo que había nacido para la Semana Santa y recordó los años en que la Semana de Pasión se reducía a una procesión del Viernes Santo y se acercaba a las procesiones de Úbeda y Baeza.  También rememoró los oficios del Jueves y Viernes Santo y recorrer las estaciones y ‘no se podía hacer otra cosa y que no se te ocurriera’.
Añadió que la Semana Santa necesitaba de un corazón, «de un corazón que no podía ser fisiológico , sino espiritual; pero que por un contrasentido, había de latir de manera vibrante. Su latido está en las bandas de las diferentes cofradías que tienen un sonido y un sentir especial la noche de los tambores, la noche de San José».
Dijo que los alcalaínos deben estar orgullosos de las bandas y agrupaciones musicales. También se refirió hay que muchos, que aprovechan estas fechas para desplazarse fuera de su hogar y disfrutar de un pequeño descanso, en algún rincón tranquilo.
Hizo un recorrido por el Martes Santo y añadió que la Semana Santa para ella no es folclore o fiesta, pues entiende que es un sentimiento critiano que va unido al amor, que asume la total confianza en Dios, un Dios universal sin discriminación alguna. Dibujó escenas del Martes Santo en Consolación, cual Alcalá se viste de verde.
Y cómo no, el Miércoles Santo y el Cristo de la Salud, recordando que antes se celebraba en el Cerro de las Cruces y ahora junto a la Mota.
Llegó al Jueves Santo cuando Jesús invita a la mesa «en la que todos somos iguales donde las diferencias dejan de existir, donde realmente seamos capaces de compartir todo con los que están a nuestro lado».
Y finalmente, al Viernes Santo, el día más intenso de la Pasión, con tambores roncos, que caracterizan los días de la Pasión alcalaína. Con devoción y con amor. Recordó su visión del Gallardete, los judios, sayones, Pilatos. Como en Consolación los hermanos del Dulce Nombre de Jesús y Santa Caridad lo tienen todo preparado: los claveles rojos, la cruz reluciente, el trono, el paso de palio de la Virgen del Rosario. Cómo va llegando la gente al Compás de Consolación. Recordó a su cofradía, la de la Virgen de las Angustias, preparando la hora, como va llegando la gente, la celebración de los oficios, como empezó participando con las obras de teatro.
Rosario Serrano, alcalaína y cofrade, maestra de alumnos en el colegio de Frailes, madre y cofrade, pregonó la Semana de Pasión alcalaína, con fervor y emoción, con ganas y con cariño, con amor a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario