Páginas vistas en total

jueves, 1 de marzo de 2012

ALCALÁ CUENTA CON 1.400 CORAZONES DONANTES DE SANGRE

Ver abarrotado el salón de plenos por personas que donan sangre durante muchos años, es una gran satisfacción para todo el mundo. Son personas anónimas, sencillas, generosas que muchos de nosotros no les da importancia pero que realizan una labor social de primer orden y necesitan que la sociedad lo reconozca. Y eso pasó en la tarde del miércoles, cuando Julián de la Torre, presidente de la hermandad de Donantes de Sangre de Jaén y la alcaldesa del municipio, la socialista Elena Víboras, además del presidente loca, Juan Martín y otras muchas personas reconocier on la labor anual de los donantes de sangre en el municipio.
Actualmente, son 1.400 corazones generosos los que realizan esta acción durante todo el año y muchos de ellos han conseguido 1, 20, 40 y 50 donaciones, una gran cantidad de sangre para curar y ayudar a los demás.
En Alcalá y sus aldeas, la tasa de donación ha ido ‘in crescendo’, de un salón de plenos casi desangelado hace unos años, se ha llegado a abarrotar el mismo cuando se dan estas distinciones y pronto habrá que ‘echar mano’ al Convento de Capuchinos o a otro gran lugar para acoger esta velada.
La alcaldesa manifestó que «desde las instituciones y organismos públicos debemos contribuir a que la tasa de donación vaya en incremento paulatinamente, pues se trata de un asunto de vital transcedencia para la salud de muchos enfermos. Por tanto, es un tema de interés público, por lo que nos sentimos obligados a promover iniciativas y a colaborar con campañas que vayan en este sentido».
En Alcalá la Real hay 1.400 socios domiciliados, y casi 70 donantes de media que lo hacen cada día cuando hay extracciones. Las próximas serán los días 2, 9 y 12 de marzo. Alcalá supera la cifra de 40 donaciones por 1.000 habitantes, considerada la línea a partir de la cual se comienza a cubrir las necesidades sanitarias.
Por su parte, Julián de la Torre manifestó que «los donantes de sange son todas estas personas anónimas  y representan la máxima solidaridad. La donación es voluntaria, altruista y anónima. La sangre no tiene precio, no se puede fabricar, si los donantes de sangre no hicieran donaciones, no se podrían abrir los hospitales. La inmensa mayoría de transplantes no se haría. En Jaén, ha habido 22.000 donaciones de sangre que han auxiliado a más de 3.000 personas».
Los donantes de sangre alcalaínos van aumentando, tanto en el casco urbano como en las aldeas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario