Páginas vistas en total

lunes, 31 de mayo de 2010

EL DIOS MERCADO

Lo más fácil para hacerse rico es comprar una cosa barata y venderla cara y este es el planteamiento que rige nuestras vidas actualmente. Es un engaño a toda vista pero está legalizado. Hace unas semanas, el delegado del gobierno de la Junta de Andalucía, el alcalaíno y socialista Felipe López, en una conferencia en el Convento de Capuchinos alababa la economía de mercado, que es como decir 'viva el capitalismo' puro y duro. El pasado viernes, 28 de mayo, en otra conferencia en el mismo lugar, el secretario general de la UGT en Andalucía, el socialista Manuel Pastrana, echaba pestes del dios mercado, manifestando que en los últimos 15 años nos ha llevado a la miseria a casi todo el mundo, excepto a una élite de listos que se han quedado con lo que todo hemos perdido.
Son dos personas socialistas que dicen cosas contradictorias. Pero todavía, Manuel Pastrana fue más lejos, un sindicalista de la UGT como él no se dilucida la transformación de la sociedad, el que haya una igualdad en todos los ordenes, sino que a lo sumo lo que hay que hacer, es una modificación de las leyes del mercado, para que éste no nos saque toda la sange, que solo sea un tanto por ciento adecuado.
Si un trabajador, o un sindicalista no se manifiesta a favor de una transformación de la sociedad en que vivimos, apaga y vámonos porque esto es el conformismo en persona. Aguantar a un mercado que nos saca la sangre a borbollones es algo que no deben aceptar las personas que se llamen obreras o trabajadores, pero así está el mundo.
Todos los cambios y recortes que está haciendo el gobierno socialista son solo parches para nada. Lo básico y fundamental sería repartir la riqueza entre todos. Y haciendo revoluciones integrales como sería la nacionalización de la banca, para que se acaben las especulaciones y a cada instante tengamos que estar tapando agujeros de unos y de otros. Nacionalizar las comunicaciones como antes estaba la Telefónica e igualar los trigos. Lo demás son parches y tonterias que no sirven para nada.
El futuro está negro, si los socialistas no han sido capaz de arreglar esto, porque son capitalistas en esencia; pronto vendrán los del PP y harán un capitalismo mucho más salvaje y pagarán las consecuencias los mismos que ahora, los trabajadores y los empleados que nos estrujarán al máximo y tendremos que hacer como los chinos dormir en el puesto de trabajo y trabajar 20 horas para que unos pocos puedan divertirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario