Páginas vistas en total

sábado, 16 de abril de 2016

VEINTE AÑOS DE LA FIESTA DEL VINO

Hay mucha gente en la comarca y en otros lugares que no se ha perdido ni una edición de la Jornada del Vino que la villa de Frailes viene celebrando desde el año 1997. Desde las primeras hasta las de ahora, han pasado veinte años y aquellas que eran de andar por casa, se han ido transformando en un evento esencial para la vida turística y económica del municipio.
Para empezar, el pasado viernes se inició el evento con la degustación de la morcilla que se ha convertido en un nuevo aliciente para los  seguidores de esta fiesta. Desde las 17:00 horas comenzó el ritual con la preparación de todo el material para llevar a la mesa este embutido que es codiciado por los expertos y que en Frailes se elabora de forma artesanal como en los tiempos pasados. Mujeres jóvenes y mayores se encargaron de que todo saliera ‘a flor de piel’ para que a partir de las 20:30 horas, la morcilla fuese la reina en el barrio de la plaza de Toros, lugar donde desde hace tres años se realiza esta acción.  Después, el vino ‘corrió’ y varios cientos de personas pasaron una velada saboreando el vino, la morcilla y otros embutidos del municipio.

Hoy, la jornada se presentó con sol y sombras, porque algunos nubarrones se vieron en el cielo. Pero no hubo nada que temer y a las 12:30 horas se presentó el acontecimiento en la Casa de la Cultura ‘Michael Jacobs’, con el propio alcalde a la cabeza el popular José Manuel Romero, que ‘abrió’ Frailes  a los presentes y se sintió lleno de orgullo porque cada vez hay más personas que llegan a Frailes a celebrar este día. Por eso, les propuso que se olvidaran de los problemas cotidianos y disfrutaran de una buena jornada y saborearan los productos locales.
Posteriormente, la concejala de Festejos, Lucía Serrano, hizo una presentación del pregonero, Manuel Piedrahita, leyó un largo curriculum vitae del mismo, acentuando su profesión de periodista, enviado especial a Alemania de la TVE y ahora como presidente de la Fecoan, cofradías gastronómicas andaluzas.

Manuel Piedrahita que sigue en plena forma a pesar de que el mismo dijo que era un ‘viejo-joven’, tuvo como hilo conductor de su pregón al fallecido Manolo el Sereno, lo introdujo como un personaje que lo guiaba a través de Frailes, e incluso le pedía opinión de lo que decía. Hizo un discurso del aceite y del vino de Frailes, lugar que conoce por las diversas veces que ha compartido con algunos fraileros visitas y vivencias.  Habló de la importancia que tiene el manantial del Nacimiento para los fraileros y visitantes y alabó la rehabilitación que se ha hecho del mismo. Asimismo, añadió que el paisaje frailero «es de ensueño, como un tesoro turístico, con una imponente naturaleza y pasar un día en Frailes es como si fuesen cien días en Madrid», También, habló del vino, de una de las especialidades que se elaboran en Frailes, la del Marqués de Campoameno, y llegó a decir que el vino hay que ligarlo al amor y al desamor.

A partir de las 14:00 horas las puertas del recinto ferial estaban atascadas de gente que esperaba la apertura de las mismas. En pocos minutos se abrieron y pudieron sentarse más de dos mil comensales que pudieron degustar el famoso potaje, pan con aceite, embutidos artesanales, así como costillas fritas y carne. Cientos de botellas de vino se fueron destapando, muchos brindaron de pie, otros lo hicieron sentados, reinó la armonía, el día acompañó, todos remataron la jornada con un postre de dulces de las panaderias locales y recibieron un pequeño obsequio, consistente en una pequeña jarra de cerámica para beber vino.
Hay que destacar que hubo un gran equipo humano que atendió a los comensales, que en todo momento estuvieron al tanto de las peticiones de todos los que allí se reunieron.

Por otro lado, se instaló en el mismo recinto ferial, una serie de carpas con productos locales. Así, el queso de Moisés, con una gran aceptación y mucha venta. Aceite de la cooperativa San Rafael. Embutidos de la marca ‘La abuela Laura’, y vinos fraileros.
Igualmente y por primera vez, hoy se alarga la jornada vinícola con la I Muestra Gastronómica-Tradicional,  en la que participan una serie de establecimientos fraileros, que ofrecen sus tapas más  elaboradas, interviniendo el pub la Gruta, el bar el Charro, el restaurante El Choto, La Posá, restaurante Angelillo, así como el restaurante La Tomatina.

Veinte años no es nada pero han pasado rápidos. La Jornada del Vino de Frailes se ha ido desarrollando como el que no quiere la cosa. Desde aquella fiesta que tuvo lugar en los bajos del bar Avenida, con un par  de cientos de personas, ideada por el socialista José Luis Martín Afan de Rivera, hasta  esta última que con toques populares, todas han ido modelando a este pueblo que se extiende tranquilo por las orillas del río Velillos.
Unos y otros lo que han querido, ha sido que Frailes pueda ofrecer algo genuino y apetecible a los visitantes que llegan en este día. Y  lo han logrado. La Jornada del Vino ha conseguido tener alguna esencia de lo que es la villa frailera, ofreciendo a los que llegan hospitalidad, generosidad y algunos productos que compartir, hechos con rigor, cariño y calidad.
La Jornada del Vino es un escaparate de Frailes al exterior y son miles las personas que cada año pasan por este evento, saboreando lo que ofrece el municipio.
Al mismo tiempo se ha conseguido que se mantenga el equilibrio entre lo antiguo y lo moderno, el romanticismo de un pueblo y el desarrollo del progreso.
En este trabajo han contribuido muchas gentes anónimas que cada año realizan una labor callada. Desde las manos de Miguel Montes y un equipo de personas que hacen que todo funcione, hasta los que desaparecieron un día pero dejaron su impronta en este evento, como Manolo el Sereno, Michael Jacobs o Luis Aceituno. Pero, en total es un pueblo el que se pone a funcionar estos días y otros para ofrecer  a otras gentes las peculiaridades que lo forman. De esta manera, la Jornada del Vino es una feria de la diversión, de la identidad, de la forma de ser de un pueblo que no se conforma y quiere ofrecer lo que tiene a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario