Páginas vistas en total

viernes, 8 de abril de 2016

EL NUEVO CONVENTO DE LAS TRINITARIAS


Hoy ha sido un día especial para el municipio alcalaíno porque se abrió y recuperó el antiguo convento de las Trinitarias, para el uso y disfrute de los vecinos.
El edificio es una ‘pasada’, con una gran amplitud, espacios iluminados con grandes ventanas, techo artesonado de madera, suelos que parecen de mosaicos antiguos y todo en un lugar importante, junto a la fortaleza de la Mota y el Aula de la Naturaleza.
El primer acto que se celebra en el mismo, es una exposición denominada ‘Domus Trinitatis’ que como su nombre indica está dedicada a las monjas Trinitarias que tuvieron su antiguo convento en este lugar.
Para la ocasión, se desplazó el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, junto con el consejero de Fomento, Felipe López, el alcalde del municipio, Carlos Hinojosa , la senadora socialista Elena Víboras, gran parte de la Corporación Municipal, un buen grupo de monjas Trinitarias y una nutrida multitud  de alcalaínos que llenaron el espacio y disfrutaron de esta exposición.

Allí, estaba sor Carmen que decía que había llegado a Alcalá la Real hacía varias décadas, procedente de Cantabria, contaba que llegó para unos meses y lleva cuarenta y dos años en Alcalá la Real, actualmente en el convento de las Trinitarias que hay en la aldea de Fuente del Rey.
El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, dijo que «siempre es interesante conocer nuestro pasado, porque es una fuente de conocimiento que es preciso aniamlizar y definir mejor nuestros pasos. En esta historia alcalaína brilla con especial fulgor el convento de las Trinitarias, con nada más y nada menos que cinco centurias de vida desde su inicios en el siglo XV, cuando estuvo ligado al rescate y cuidado de cautivos. Ahora, todo el patrimonio vinculado a esta orden religiosa vuelve en cierto modo a sus origenes con la exposición que se presenta ahora y que se podrá contemplar en el espacio que originariamente ocupara este convento, que ha sido convenientemente rehabilitado por el Consistorio alcalaíno para el disfrute de los vecinos de Alcalá la Real».

Por su parte, el alcalde Carlos Hinojosa  se refirió a que «el recuperado edificio de la Trinidad está llamado a tener un especial protagonismo en el desarrollo del turismo y la cultura en Alcalá la Real para las próximas décadas».
Habló de la actuación en la Trinidad  como que «ha posibilitado la recuperación de una pieza clave del patrimonio alcalaíno y ha permitido que vean la luz los restos del Convento, asentado sobre un antiguo cementerio musulmán, su iglesia, el claustro o los restos de las celdas de las monjas. Se pone así en valor un espacio degradado, que estaba en manos privadas, y revierte a lo público para el disfrute ciudadano».
La exposición ‘Trinitarias de Alcalá la Real: 5 siglos de Historia’, supone un regreso al hogar. Un retorno al solar primitivo donde la comunidad trinitaria ha estado vinculada a la ciudad.
La rehabilitación y puesta en valor del antiguo solar del Convento de las Monjas Altas es un paso más en la apuesta decidida por la recuperación del importante legado patrimonial que la ciudad de Alcalá la Real ha conservado con el paso de los siglos.

Según Carlos Calvo, arqueólogo municipal, la construcción de este espacio y esta exposición forman parte de una política activa y decidida que en pro de la conservación del patrimonio se viene desarrollando desde hace años en la ciudad, promovida por el Ayuntamiento y en colaboración con otras administraciones.
El cronista oficial de la ciudad, Domingo Murcia , opina que «esta exposición de arte sacro, promovida por el Ayuntamiento, con la generosa disposición de las Hermanas Trinitarias por dar a conocer su extraordinario patrimonio monacal, que ha llegado a nuestros días, a pesar de estar diezmado por conflictos, traslados y enajenaciones a lo largo de los siglos».
Varios cientos de personas pudieron ver ayer la exposición y también este nuevo edificio rehabilitado, con un gran gusto y buenos materiales, es un disfrute especial poder visitar este remodelado convento.
El cronista divide la exposición en cinco grandes apartados: Pintura, Escultura, Orfebrería, Documentación y Artes Menores.

Luis Sanjuán da cuenta de la orfebrería de las monjas que hay en esta exposición, como el hisopo, lavabo, caliz, candelabro neogotico, juego de candelabros, cetro, copón grande, copón pequeño, custodia dorada, templete del Corpus, jarrón con decoración, naveta, relicarios, sacras, plato petitorio, vinajeras, corona del Niño Jesús o Corona de San Simón de Rojas.
Al alcalde, Carlos Hinojosa, se le preguntó que cuando se inauguraba el nuevo edificio y dijo que desde ayer está abierto para toda Alcalá, también añadió que aún no se sabe el uso que se dará, pero que poco a poco se irá comunicando a la comunidad ciudadana.
Los vecinos del barrio, ayer estaban esperando que se abriera este nuevo edificio, cuando entraron en él, se alegraron y una sonrisa grande se vio en sus labios. Ahora, hay un nuevo espacio para los alcalaínos.

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho...lastima que el entorno de la Mota urbanísticamente no lo estén mimando como se merece y estén permitiendo o mirando para otro lado permitiendo edificaciones que rompen el entorno del conjunto monumental del entorno de la Mota

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho, lastima que no estén cuidando el entorno del conjunto monumental de la Mota, permitiendo edificaciones sin respetar un perímetro al rededor de la Fortaleza y su entorno y lo malo es que parece que aun seguirán edificando si nadie lo remedia

    ResponderEliminar