Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2016

PEQUEÑAS REFLEXIONES EN UN VIERNES GRIS

La situación en que nos encontramos no es inédita y única, en la mayoría de las etapas de la historia ha sucedido que unos pocos humanos sin escrúpulos, insolidarios y mirando sólo su ombligo, han subyugado a una mayoría y los han vituperado hasta el máximo aguante.
Lo lógico en una sociedad que se dice democrática, es que sus valores prevalezcan y sirvan para una mayoría de personas y en especial para los más desvalidos. Las falacias que los poderosos cada día argumentan, se van cayendo por su propio peso. Los ciudadanos necesitan un techo, una comida, una buena salud, una educación y poco más. Hay gente que eleva sus necesidades al máximo: doble vivienda, vacaciones exageradas, consumo de prendas de vestir, comidas en restaurantes, compras a mansalva, etc. Parece como que el que no consume, no forma parte de esta vida. Han montado una sociedad a su medida, y nos imponen una serie de condiciones que no es necesario cumplir. Nos han hecho esclavos de una serie de necesidades superfluas y las han elevado a la esencia de nuestras vidas.
Vivir es fácil. La vida fluye por sí sola. Veo cada día personas que llevan la misma vestimenta y no pasa nada. Otras se cambian cada jornada.
En lo ideológico, el lema de la clase en el poder es fácil, mantener una estructura falsa a capa y espada. Los ejemplos de la Socialdemocracia  en estos últimos meses, de achacar la no gobernabilidad de España a Podemos, es un claro ejemplo. Filosóficamente esto no se sostiene. Decir que Podemos ha dejado gobernar a Rajoy es una falacia, de tal manera que repitiéndola por sus élites, venga a calar en sus militantes y siguen repitiéndola hasta la saciedad para que una sociedad entera se lo crea.
El ataque a lo público es cada día mayor. En lo local, por ejemplo se prioriza que un hospital lo lleve una empresa privada, una guardería también, se intenta privatizar al Centro Los Amigos. Se da más importancia a la enseñanza concertada que a la pública. Dicen que están luchando contra el paro y eso lo vienen repitiendo durante más de 35 años, y para combatir el desempleo se inventaron el Plan de Empleo Rural, como una especie de favor a los más desfavorecidos. Pero ser democrático no es eso. Ser socialista y demócrata es compartir, repartir y vivir entre iguales. Decía la presidenta de Andalucía el otro día, que inaugurar las urgencias en el CHARE era una espinita que se le había clavado en el corazón. Pues bien, si las urgencias se hubiesen abierto el día que inauguraron el hospital, no se hubiera clavado la espinita.
La clase en el poder no quiere que los ciudadanos aprendan. Se han ido sucediendo proyectos de Educación durante estos años y casi no han servido de nada. No han sido capaces de encontrar un consenso para hacer unas leyes educacionales que sirvan para que nuestros hijos tengan lo que se merecen. No entienden la política como un bien común, sino como algo que les beneficia a ellos y a sus votantes.  
La Constitución, la ley de leyes, no se ha cumplido, entonces para que la queremos si los propios padres de la Patria no se han preocupado de que así sea.
Nos dicen que ellos o el caos, creo que el caos son ellos. Dicen que cuando entre Podemos en el poder, si es que sucede algún día, las grandes empresas y sus inversiones se irán de España y que me dicen de los paraísos fiscales, de los impuestos a las empresas. Los únicos que pagamos impuestos, somos los que tenemos una nómina. Aún hay mucho que decir de los impuestos porque siempre se ha favorecido a los poderosos, porque ellos han hecho las leyes.
La corrupción es cuenta de algunas ovejas negras. Ellos dicen que su sistema no está corrupto, sino que son algunas manzanas podridas que hay que quitar del cesto. Con todo el dinero de la corrupción se podría rehacer la vida de todos los españoles. Si un poderoso tiene un yate, o un avión, lo más probable es que miles de pobres no puedan acceder a lo más necesario.
Estamos en una encrucijada, como siempre, pero se resolverá porque somos humanos y moriremos, pensemos en que no somos eternos y busquemos compartir lo que tenemos con los que no tienen. La vida no es tan seria como nos la han hecho creer. Se puede vivir de mil maneras, solamente hay que buscar la más apropiada.

1 comentario:

  1. ¡¡ Muy bien dicho !!

    Dices que "Nos han hecho esclavos de una serie de necesidades superfluas". Yo lo diría mejor así: "Nos hemos hecho esclavos de una serie de necesidades superfluas". Y de la misma forma que nuestra esclavitud no está en manos de los esclavistas, sino en las nuestras; de la misma manera digo, que nuestra libertad sólo está en nuestras manos y no en las de ese 1% que acapara el 99% de las riquezas de esta tierra.

    No podemos escudar nuestra desidia en culpar al otro de nuestra condición esclava. Sólo reconociendo esto sería suficiente para tomar la gran decisión de optar por nuestra liberación.

    Sabemos que no es fácil desapegarnos de las falsas necesidades que mencionas, esto es, unas vacaciones en un país exótico, nuevos vestidos cada temporada, coche nuevo cada tres años, comidas de la "nueva cocina" .... consumir, consumir, consumir, .... gastar el dinero que no tenemos en cosas que no nos hacen falta para impresionar a las personas a las que les importamos un bledo .....

    Sí, es sólo cuestión de nuestra propia voluntad, no hay otra voluntad que nos obligue, sólo la nuestra. Sólo se requiere ese pequeño acto de voluntad que no necesita más que un minuto para ser tomado. El 26-J tenemos una oportunidad excepcional. Porque el Poder lo tiene sólo aquel al que se lo damos. Pues démosnoslo a nosotros mismos, asumamos nuestra responsabilidad de poner nuestra vida en nuestras manos y no en las manos de ese 1%. ¡¡ Atrevámonos !! está en nuestras manos. Porque PODEMOS. ¡¡ Sí se puede !!

    ResponderEliminar