Páginas vistas en total

domingo, 10 de noviembre de 2013

LA ACADEMIA DE HISTORIA ANDALUZA EN ALCALA

No podía ser de otra manera, la fortaleza de la Mota acogió ayer el acto inaugural del nuevo curso de la Academía de la Historia de Andalucía. Por primera vez en su dilatada historia, esta institución salió de la ciudad de Sevilla para realizar este evento anual.
Y Alcalá la Real como buena anfitriona ofreció a los académicos lo mejor que tiene, toda la fortaleza de la Mota y la coral Alfonso XI se pusieron a disposición de la Historia.
Fue el primer edil, el socialista Carlos Hinojosa, quien dio la bienvenida y mencionó al griego Tucídides y añadió que «para comprender el presente hay que desgranar el futuro». A continuación hizo un panegírico de Alcalá la Real, mencionando que es un asentamiento milenario, con unas vistas a Sierra Nevada, «estamos en una frontera permanente, Alcalá es la llaves, es puerto y puerta, una fuente de intercambio y diálogo.». Por otro lado, dijo que «tenemos diversas formas de relacionarnos; Alcalá es un lugar de encuentro, marco de transacciones, con un enriquecimiento mutuo, escenario de pactos y tratados».
Para terminar, añadió que «los alcalaínos somos emprendedores y competitivos. El ejemplo de la Historia está estampado en la Mota e invitó  a los académicos en que se conviertan en aliados de los espacios alcalaínos y que sean embajadores de Alcalá y les dio las gracias por su trabajo.
El acto que comenzó a las 13:00 horas de ayer, se inició con una visita al Centro de Interpretación de la Mota, más tarde fueron llegando, los académicos, a las Casas de Cabildo, donde la coral Alfonso XI interpretó el ‘Gaudeamus’ y el himno de Andalucía. A continuación, el profesor y académico, José Rodríguez Molina, pronunció la lección inaugural titulada ‘Alcalá la Real, puerta abierta entre Castilla y Granada. En la misma manifestó que para la ocasión había que hablar de Alcalá y para ello como una puerta abierta  desde 1341 entre Castilla y Granada, realizando un papel importantísimo. Pues en Alcalá había aduana y  se hacían tratados de paz con Granada. La importancia de Alcalá en todas las épocas es grande y sobre todo al ser una puerta abierta indica que la Academia trabaja con un gran diálogo, para hacer una cultura que llegue a las diversas tendencias y todas las investigaciones  y la cultura difundirla con todas las características.
Para José Rodríguez Molina la idea de venir a Alcalá la Real salió de la Academia de la Historia, «la verdad es que no ha sido de nadie extraño, se habló de este proyecto y después acordaron por una junta que fuese en Alcalá la Real el lugar donde se iniciara el curso de esta institución en el año 2013.
La Real Academia de la Historia comenzó como reunión literaria de amigos, en el año 1735. Los contertulios se dirigieron a Felipe V para que autorizara sus reuniones y el monarca les concedió su protección. Con ello, la tertulia ya especializada en la investigación del pasado quedó convertida en Real Academia de la Historia.  La autorización la dio Felipe V por Real Cédula de 17 de junio de 1738. Desde entonces, la Academia gozó de la real protección como las demás corporaciones análogas, vínculo institucional que perdura, al ser Su Majestad el Rey Patrono de todas la Reales Academia creadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario