Páginas vistas en total

miércoles, 22 de noviembre de 2017

PEDRO GÁLVEZ, BORDADOR PARA LA VIRGEN DE LA ESTRELLA

El alcalaíno Pedro Gálvez estaba contento el pasado martes, cuando el programa ‘Andalucía Directo’ de Canal Sur lo entrevistaba con motivo de haber desarrollado un gran trabajo, bordar a mano un manto, elaborado con hilo de oro y que ha ofrecido a la Virgen de la Estrella y a la cofradía de La Borriquilla.
Pedro Gálvez, un vendedor de cupones de la ONCE, que cada día recorre el municipio alcalaíno de un lado a otro, ofreciendo la suerte a todo el que se encuentra, ha realizado un gran trabajo, nada más y nada menos que un manto de 25 metros y ha tardado en hacerlo cinco años, día tras día.
Pero no queda aquí el asunto, porque Pedro Gálvez sufrió hace tiempo un accidente de moto y tiene una minusvalía de un 65%, pero con una sola mano, pues la mano derecha la tiene afectada y con un caudal de voluntad ha realizado un gran sueño.
Pedro se instaló en una pequeña casa en el barrio de las Cruces que le cedió el Ayuntamiento y allí pasaba las tardes realizando el trabajo. Comenzó a aprender a bordar en un taller que hizo la cofradía de La Borriquilla hace varios años que le enseñó un amigo de Granada, Cristóbal Casares, que tiene un taller de bordado. Fue aprendiendo la técnica de recorte que está enriquecida con lentejuelas y canutillos de oro y consiste en primer lugar en hacer un dibujo base, a través de un diseño que que fue hecho por Francisco José Moyano, perteneciente a la cofradía del Cristo de la Salud. Y del diseño hay que hacer el despiece, una por una de todas las piezas que lleva el bordado y en cartulina, de ésta se pasa al skay y de éste a los distintos tejidos en que se borda, hay diversos tonos para ir jugando con ellos. Usa los típicos utensilios del bordado, como lentejuelas, canutillos, hilos mate, hilos brillos y ambos mezclados, la aguja, las tijeras y diferentes tipos de cordones y de oros. El material si es caro porque los estofados y demás son oro y los tissues son también caros porque son unos sucedáneos del oro.
Pedro Gálvez es un enamorado de la Semana Santa alcalaína y considera que este manto bordado es su aportación a la Virgen de la Estrella y considera que «es importante hacerle su ajuar nosotros poco a poco y así nos sale más barato porque nosotros lo hacemos de forma altruista y así nos ahorramos un pellizquillo porque esto en un taller costaría mucho dinero».
Pedro Gálvez tiene una sorisa en sus labios y sus compañeros de la cofradía de La Borriquilla le han dado muchos ánimos; ha hecho un gran trabajo, sin apenas tener idea de lo que era hacer un bordado. Ahora, es un experto en este tipo de trabajos y sigue dando pespuntes y moviendo la aguja sin parar.
Cada día sigue recorriendo las calles de Alcalá la Real, ofreciendo la esperanza de los premios de la ONCE, camina por los diversos lugares, ofrece su material a sus clientes y sabe que el manto bordado por él está en buenas manos y sigue con su intacta fe a la Virgen de la Estrella y a la cofradía de La Borriquilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario