Páginas vistas en total

domingo, 10 de junio de 2012

LAS MENTIRAS NO TIENEN SALIDA

Un banquero decía el otro día que a cualquier viejo se le ponía un papel en blanco y firmaba todo lo que hiciera falta. En la monarquía bananera española las cosas son así. En Europa no hay un duro y en España tampoco. Y durante varios años nos han estado diciendo que aquí no pasaba nada y que esto es diferente. Pero nos han estado engañando como si fuésemos unos primos y nos seguirán engañando hasta que puedan o nos aguantemos. 
Estoy harto de esta gente que un día dicen una cosa y otro otra, como si no tuvieran la responsabilidad que el pueblo les ha autorizado. Aquí se ayuda a los más poderosos, como si tuvieran unas leyes para ellos. Seguimos con una monarquía bananera que no tiene base ni legitimidad ninguna, porque pocos la han votado. Seguimos con gobiernos que hacen de la nación su cortijo. Seguimos con un poder judicial que ayuda al poderoso y con un presidente del poder judicial y del Consejo General que se ha ido sistemáticamente 4 días cada semana a Marbella y nadie le dice que dimita. Aquí equivocarse es tener talento y hay en los puestos importantes y decisivos gente que no sabe hacerla 0 con un canuto. 
Aquí se ayuda a los poderosos, a los banqueros, a los urdangarines y nadie dice nada. Sin embargo, nos van quitando derechos cada día y no nos levantamos. Aquí hay más subvencionados por la crisis que nunca y las cosas feas y malas no se atajan. 
La cultura del Pelotazo y de la construcción se le ha venerado y ahora todos los españolitos seguiremos pagando durante mucho tiempo, todo el dinero, todo el poder y todo lo que se ha comido el ladrillo, punto por punto iremos pagando. Nos quitarán la enseñanza como dios manda, la sanidad universal, para que sigan triunfando todos estos calaveras que piden subvenciones a cualquier parte, mientras van engordando su cuenta corriente. 
Seguimos con falsos parados, de esos que siguen yendo a cobrar el paro en un coche de 30.000 euros y con casas de 15 habitaciones. 
La mayoría de las cosas importantes no las conocemos, los gobiernos, los jerifaltes del poder político, económico y social nos vapulean como marionetas hasta hacernos vomitar el último céntimo de euros que nos quede. Aquí, alguien gana unas oposiciones a un Ayuntamiento y le hacen lo blanco negro y lo negro blanco, lo torean y pasan años sin que le den su plaza de trabajo. 
Aquí no nos enteramos de nada y nos siguen engañando, pero la mentira tiene las patas cortas y no hay mal que cien años dure ni criminal que no aparezca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario