Páginas vistas en total

miércoles, 24 de febrero de 2010

MAS DE 15 MILLONES DE KILOS DE ACEITUNA SE HAN PERDIDO DE ESTA COSECHA





Se dice muy pronto, pero el temporal de lluvia se ha llevado por delante más de 15 millones de kilos de la cosecha de aceituna. Un 20% de la misma. Es decir, una gran pérdida para un municipio donde el 40% de su riqueza depende de la Agricultura. La primera parte de esta cosecha fue hasta el 15 de enero, que dió un buen rendimiento en la aceituna, entorno al 20%, pero después, el temporal se ha puesto encabritado y en muchas fincas, las aceitunas se han ido hundiendo en la tierra y posteriormente se han cocido en el interior, lo que ha provocado que no se hayan podido aprovechar. Igualmente, gran parde de la cosecha está en el suelo y es más difícil de recoger que si estuviera en lo alto del árbol, con el consiguiente gasto para su recogida.
Si en un principio el aforo de la cosecha era entorno a los 75 millones de kilos, ahora con estas pérdidas se habrá quedado en unos 60 millones de kilos, una pérdida muy grande para la economía del municipio y para los trabajadores, sobre todo los inmigrantes que no han podido trabajar continuadamente, viéndose estampas de esta gente, por todos los caminos andando, buscando algún cobijo y yendo de un sitio a otro.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Visto desde el punto de vista del día a día en el negocio de alimentación de mi padre, veo como los jornaleros locales e inmigrantes, llegados para la ocasión, están haciendo un esfuerzo sobrehumano para aguantar sin trabajar.
    Los de aquí, que más o menos los conocemos ya de otros años, ya se han gastado lo que habían pedido a su patrón por adelantado, con lo cual ya están intentando dejar fiado, hasta que vuelva al campo y el patrón les deje más dinero. Y los inmigrantes, sobreviven a base de ayudas de gente solidaria, y organizaciones. Piden el pan duro sobrante y mi padre les suele dar algún saco. Y, raro es que si alguno viene pidiendo un bocadillo o un trozo de pan no se lo haga o se lo pague alguno de nuestros clientes habituales.

    Por otro lado en los comentarios de la gente, sobre todo de las personas mayores que no están acostumbradas al boom de los últimos años de la inmigración masiva estacional, ya se nota el miedo y el temor.

    Esperamos que "las aguas vuelvan a su cauce"

    ResponderEliminar