Páginas vistas en total

viernes, 19 de febrero de 2010

LAS COFRADIAS QUIEREN UN CAMBIO


El pasado 18 de febrero, en el Aula Magna del Convento de Capuchinos, sobre las 20:00 horas, tuvo lugar un debate sobre el papel de las cofradías alcalaínas, que estuvo organizado por la asociación cultural ‘Amici Culturae’, siendo el vocal de debates, José López, el que moderó el mismo.
En el mismo intervinieron el párroco del Salvador, Andrés Nájera, que manifestó que estar en una cofradía era vivir la fe cristiana, entendiendo por religión una fuerte ligazón entre Dios y el hombre. Añadiendo que los estatutos de las cofradías eran la forma de regirse las mismas y haciendo hincapié en que no se entendía una cofradía sin estar dentro de la Iglesia Católica. Para esta persona los fines de las cofradías son: la fraternidad y solidaridad compartida; formación humana y cristiana; fomentar, cuidar y ayudar a la vida espiritual del cofrade y manifestar públicamente la fe. Aportando a la sociedad espiritu de caridad, espíritu de la transcendencia, cultura y arte.
Por su parte, Domingo Aguilera, hermano mayor de una cofradía, además de en cuestiones religiosas, incidió en que son muchas las personas que acceden para salir de penitentes en la semana santa, pero hay que exigir más a los que se apuntan a las cofradías, no solo pasear las imágenes sino que hay que tener una formación e interesarse por temas de caridad, no sólo económica sino interesándose por las personas que más lo necesitan, acompañando a enfermos y personas mayores y a los inmigrantes.
El hermano mayor de la cofradía de la Virgen de las Mercedes, Santiago López, recalcó que la misión de las cofradías es anunciar y dar testimonio del evangelio de Cristo y servir y estar al servicio de la sociedad, ayudando a los más humildes y necesitados.
Francisco Moyano, representante de la cofradía del Cristo de la Salud incidió en la devoción a los titulares de cada cofradía y en la caridad y convivencia, así como cumplir los acuerdos y ordenanzas.
Por último Casiano Martínez de la cofradía de la Virgen de las Angustias, manifestó que las cofradías no solo deben servir para sacar a los santos a la calle sino participar en la vida social y en actos y cultos que se requieran porque la iglesia vive en el mundo y debe participar en el mundo social. Añadiendo que había que ser cofrade todos los días y no sólo en fiestas o Semana Santa.
Finalmente, se realizó un debate con preguntas realizadas por personas del público, en las que se destacó que había que las cofradías deben de tener un tiempo para que los cofrades accedieran a la misma, y tratar de que se formaran en los estatutos. Así, mismo se incidió en que las cofradías también persiguen la transformación de la sociedad y sobre todo se dejó claro que un cometido de las mismas es hacer obras sociales para los más necesitados y débiles de la sociedad actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario