Páginas vistas en total

sábado, 27 de febrero de 2010

ENTREVISTA CON ÁNGEL ESTEO CANO


Ángel es un joven emprendedor que desde que cumplió la mayoría trabaja como panadero en un negocio familiar en Frailes. Considera que el trabajo es duro pero trabajar de noche es monótono aunque tranquilo.
-¿Cuándo comenzó con el oficio de panadero?
-Pues comencé ayudando a mis padres y llevo en el oficio más de nueve años.
-¿Cómo ha aprendido a ser panadero?
-Pues a través de mi padre, que es panadero durante toda su vida, desde pequeño acudía a la panadería, me iba fijando y aprendiendo y así todos los días, lo cierto es que el oficio me gustó y se me ha pegado bien.
-¿Es difícil elaborar pan?
-Mucho, nunca se aprende, siempre estoy aprendiendo. En verano se trabaja de una manera, porque las masas de harina tienen otras formas y en invierno por el frío hay que atacarlas de diferente manera. En el mismo periodo de tiempo, la masa de pan suele ir muy ligera y en otros rápida, porque la masa está viva y fermenta mucho y otras veces casi no fermenta y hay que calentarla con agua para que la masa pueda subir, pero el pan es muy difícil de controlar.
-¿Las máquinas ayudarán para elaborar el pan?
-Pues ahora sí, pero hace poco tiempo se amasaba todo a mano, ahora tengo la amasadora, la refinadora y con éstas se aventaja mucho el trabajo, nos quita muchas horas trabajando, pero no crea que las máquinas son muy beneficiosas, en nuestra panadería, la mayor parte del pan que hacemos, lo elaboramos a mano, excepto las barras.
-¿Elaboran dulces?
-Muchos, hacemos la típica torta de aceite, a mano; los bollos navideños con pasas y almendras, también a mano; también hacemos dulces integrales y sin azúcar, porque la clientela lo demanda, y a pesar de que se fabrican con las máquinas, al final todos los productos tienen un toque de manos.
-¿Compran productos elaborados?
-Sí, también compramos algunos de ellos, por ejemplo napolitanas, pero le dedicamos mucho tiempo al dulce casero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario