Páginas vistas en total

viernes, 29 de diciembre de 2017

EL AÑO 2017, 365 DÍAS DIFÍCILES

No recuerdo muy bien todo lo sucedido a lo largo de este triste año de 2017 que en un par de días finaliza. Mi memoria se va deteriorando y cada vez tengo más lagunas en mi mente. Lo que más recuerdo es que lo he pasado de forma irregular, he vivido muchos momentos amargos y he ido perdiendo esperanzas. Parece como si hubiéramos pasado a aquellos años de transición en los que no había nada seguro; pienso en los miles de jóvenes que no trabajan y están condenados a no poder vivir sus vidas como ellos quisieran, pero también pienso en esos miles de jóvenes que trabajan y siguen siendo pobres porque su salario no les da nada más que para subsistir.
Recuerdo a muchos mayores que tienen una pensión muy baja. Me da miedo oír a muchos medios de comunicación que nos hacen comulgar con ruedas de molino, mientras la información veraz la tiran por la alcantarilla. No me siento seguro y miro para atrás, para adelante y a varios lados, antes de cruzar cualquier acera, porque en cualquier momento me puede pillar un automóvil incontrolado. De nuevo, han conseguido tener la rienda del poder y que por el momento no se les vaya. Han conseguido seguir siendo los amos de este cortijo, donde ha vuelto la beneficencia y lo que debería ser hecho por el Estado, lo hace el Banco de Alimentos, la Cruz Roja o Cáritas para que volquemos en estas instituciones nuestras buenas intenciones; cuando nacer, tener un techo, un plato de cocido y un vestido debería ser un derecho incontestable.
Aquí recuerdo que hubo una cabalgata de RR MM como se viene repitiendo en los últimos 30 años, que pasó la Vuelta Ciclista a España, que se celebró Etnosur, las dos ferias anuales (San Antonio y San Mateo), la Semana Santa fue apoteósica, los Festivales de Agosto maravillosos.
Se perdió el Edusi, se deterioró la muralla Oeste de la Mota, se sigue olvidando la autovía, del parador ni se sabe, que hay déficit de plazas de residencia para mayores, que la iglesia de Santo Domingo sigue amenazada, que no hubo entendimiento con la ELA de Mures, ni con Marino Aguilera que se siente insultado por el alcalde; si se consiguió un pacto con los sindicatos y con la Policía Local; fracasó la participación ciudadana a los presupuestos, pero, al menos, 35 inmigrantes duermen bajo techo en el antiguo centro de mayores de la Avenida de Iberoamérica, que a la manifestación del primero de mayo solo fueron unas 40 personas; que se ha hecho mucho deporte, que se obtuvo el premio Hispania Nostra, que se está haciendo una rotonda junto al polígono del Chaparral, que hay gente que elabora un buen aceite, que la conexión del polígono del Llano Mazuelos con el polígono del Chaparral no viene en los presupuestos de la Junta de Andalucía.
Se pidió la retirada de amianto en la conducción de aguas, 60.000 asistencias en el Chare, hubo premios Hércules, el PP pidió una financiación diferente para Etnosur; Florencio Aguilera ganó el concurso del aceite de la comarca, hubo un homenaje a Pep Ventura; el 23 de febrero de 2017 tocó el primer premio de la Lotería con 300.000 euros. Antonio Aguilera recibió la medalla de plata de la Real Federación Española de Hockey; Nuevas Generaciones se siguió quejando del horario de la Biblioteca; Alcalá la Real como modelo de administración local en un seminario en Santo Domingo; Spiriman dio una conferencia en Alcalá la Real; se derrumbó una casa en la calle Real; se celebró el 50 aniversario de Productos López; vino la iniciativa ‘Tu Gobierno Abierto’; Eva Bermúdez organizó una nueva Fiesta Medieval; Ciudadanos mandó una serie de notas de prensa para incidir en cuatro cuestiones; la Diputación Provincial puso un globo aerostático en el ferial para que los vecinos se pasearan y vieran una instantánea en las alturas. Rafael García Medina presentó un libro sobre la Belle Epoque.
El día de la Virgen siguió siendo el más grande. Farruquito bailó en el escenario de las Escuelas SAFA. Federico Barquero presentó su libro sobre diseño. Jorge Luengo maravilló a Alcalá. Se invirtieron 45.000 euros en Ermita Nueva. San Roque se convirtió en un enfrentamiento. Cambio de tráfico en el barrio de Iberoamérica. Se celebró la XXVII edición de Alcalá Muestra. La presidenta de la ELA de Mures pidió la dimisión del Alcalde en septiembre. Alfredo Luque presentó su libro ‘Cuentos al Anochecer’. El sindicato UGT pidió la dimisión de la concejala Cecilia Alameda.
Colocaron esculturas gigantes en el Paseo de los Álamos. IU presentó los llamados ‘Gastos Pamplinas’. La empresa Clece ganó el concurso para la prestación de Servicios Sanitarios. La sequía se convirtió en una amenaza para todos. También dijeron que se había combatido el desempleo. Sigue habiendo gente necesitada de ayuda, otros reciben ayudas que no necesitan. Los vecinos acuden a andar, correr y salir por el carril-bici. Transportes la Mota sigue haciendo publicidad del municipio por toda Europa. La Caixa repartió 100 cestas de Navidad.
Seguimos teniendo sueños como jugar a la lotería. Seguimos confiando en los milagros e imploramos a los santos cosas imposibles. Seguimos vivos un año más y por la Avenida de Europa se sienten los autos rugir, se oye el ambiente de las Escuelas de la Safa, el olor a pollo tostado de una tienda donde los asan. Y las calles se han levantado, por enésima vez, para que el gas natural entre en nuestras casas; he visto a vecinos que se juntan en el Paseo de los Álamos y toman el sol todos ellos, hablan, discuten y beben cerveza en botellas grandes. He visto a unas cuantas personas pedir, pero menos de una decena, alguno he visto durmiendo a la entrada de una sucursal bancaria; he pasado buenos y malos ratos, como cualquiera. He vuelto a andar por estas calles alcalaínas y fraileras y sigo aquí, intentando ser coherente; espero seguir caminando el próximo año 2018 e intentaré ayudar en causas no perdidas pero si necesitadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario