Páginas vistas en total

viernes, 11 de agosto de 2017

VOLVIÓ ROKO PARA LOS FESTIVALES 2017

Volvió Roko a Alcalá y lo hizo vestida de rojo y haciendo lo que mejor sabe, cantar. Esta vez vino acompañada por la Big Band Atarfe, un conjunto de músicos de gran valía que ensalzaron la voz y el talento de Roko y esta escribió una nueva página de los Festivales de Agosto. Allí, en el patio de las Escuelas de la Safa, el pasado viernes y a partir de las 22:30 horas y con unas mil personas escuchándola, Roko dio de sí todo un repertorio de música swing, boleros y canciones de siempre. E incluso, pidió a los responsables locales que cambiaran la foto que de ella hay a la entrada de Alcalá, porque según dijo, tiene más de cinco años y es hora de cambiarla.
Roko salió radiante al escenario, con un aire sensual, elegante con su sonrisa y sus formas características y su voz se extendió por la Alcalá de calles estrechas, por las Cruces, por el Paseo de los Álamos o por la Avenida de Europa. Y aquellas mil personas o las que hubiere, se movían en sus asientos, comentaban entre sí y algunas movían los pies llevando el compás.
En medio de todo aquello, invitó a su hermana Pilar a cantar y se dieron un gran abrazo en el escenario y aquellas dos voces se hicieron más grandes con la fuerza del amor fraternal. Y después de cada canción, Roko iba desgranando piropos a Alcalá, a gente de Alcalá y los fotógrafos escondidos en el foso junto al escenario disparaban y disparaban, tratando de sacar la mejor instantánea de Roko y ella como una estrella de la noche alcalaína se dejaba hacer fotos y aquella sonrisa y sus dientes de nácar quedaron grabados en los Festivales de 2017.
El espectáculo 'Swingadas a contratiempo' era un homenaje a las principales vocalistas de la historia del jazz y del swing. Roko dijo que siempre le gustaba Ella Fitgerald y Roko y la Big Gand Atarfe se hacían guiños de complicidad y mantuvieron un idilio de casi dos horas, en aquella noche fresca alcalaína y cuando todos salieron, se dispersaron por las mismas calles que las canciones de Roko y el patio de las Escuelas de la Safa quedó desierto, pero la voz de Roko quedó grabada, para siempre, en la mente de aquellos hombres y mujeres que aplaudieron y vitorearon a la Fitgerald alcalaína.

No hay comentarios:

Publicar un comentario